Movimiento de las bases

Por Carlos Luis Baron domingo 17 de junio, 2012

Dije y repito, que independiente mente de quien obtenga ganancia en la justicia, los acuerdos en el PRD se dan en aposentos acondicionados, en salones de Hoteles, en medas lujosas, siempre ha sido así.

Y esos acuerdos no son más que el reparto que le garantiza a los dirigentes vivir bien durante cuatro nuevos largos años mientras se preparan para otra nueva campaña, que como van las cosas sería igualmente fallida.

Alguien con suficiente mérito, sin riquezas ni componendas con los que han mandado, con las ideas del líder y los estatutos debe convocar las bases para crear un movimiento que despoge a todo el mundo hasta de su condición de miembro del partido.

Crear las condiciones de reinscripción para hacer un padrón cerrado y convocar a una convención nacional para elegir a todas las autoridades del partido, no importa los millones que perdió fulano, el salario de mengano, carros y puestos.

Miguel Vargas perdió las bases y debe entenderlo y hacerse a un lado, quizás pueda con el tiempo conseguir nuevo apoyo, perdió sus amigos, sus lealtades; las cambió por dos o tres adlateres y dejó a todo el mundo solo como si la derrota de el 6 de marzo fuera culpa de todo el mundo menos de dos o tres.

Hipólito tiró el poder para las manos de Danilo, habló de más, hizo y deshizo en un creerse vencedor que le salió de adentro y que nadie le pudo quitar ni aplacar, ahora cuenta con las bases, pero eso es momentáneo y mientras le dure el rencor contra Miguel.

Es un movimiento de las bases, de abajo hacia arriba, sin miedos y sin componendas con el pasado.

De lo contrario estamos asistiendo a los últimos bramidos del buey que más Jalaba pero que se lo comieron las ambiciones desmedidas del mismo PRD que como decía el líder "solamente el PRD vencía al PRD".