Mucho cuidado con nuestras fuerzas armadas

Por Carlos Luis Baron miércoles 12 de diciembre, 2012

Siempre he dicho que sería bueno antes de señalar a alguna persona física, o institución, vinculada a cualquier hecho oprobioso, se procediera a aportar las pruebas del caso de que se trate, máxime cuando la denuncia proviene de una legación diplomática de tanta importancia como la embajada de Los Estados Unidos, el país más poderoso del mundo.

El tema del narcotráfico es preocupación de todos y desde hace tiempo, mucho tiempo, viene ocupando las primeras páginas de los principales rotativos del mundo, y creo en serio que las principales naciones del mundo, contadas excepciones, están de acuerdo en abril un frente para combatir éste terrible mal que amenaza a la humanidad, pero es un tema muy espinoso, el cual no se va a solucionar ni de un día para otro, ni con falsas acusaciones hacía instituciones que últimamente han demostrado que están haciendo el trabajo correspondiente.

No es un secreto para nadie que las autoridades dominicanas (Las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional, la Dirección Nacional de Control de Drogas,) le han declarado una guerra sin cuartel al narcotráfico, siendo un país pobre, y a pesar de la poca ayuda que se recibe de países poderosos, como Los Estados Unidos que es en definitiva el principal consumidor de éste producto.

Es lo que reclama hoy el ministro de las Fuerzas Armadas, almirante Sigfrido Pared Pérez, nada más que a las embajadas de Estados Unidos y España en el país, frente a la denuncia poco responsable de que militares estarían ligados al narcotráfico.

El alto jefe militar dijo que la embajada de Estados Unidos nunca ha entregado a las Fuerzas Armadas una lista de militares corruptos, ni envueltos en problemas de narcotráfico, para añadir- “sería bueno que alguien de la embajada de España o de la embajada de Estados Unidos, le haga saber los nombres, al ministro de las Fuerzas Armadas me ha dado un nombre nunca”, manifestó el ministro de las Fuerzas Armadas durante una entrevista en un programa local.

La lucha contra el narcotráfico de los estupefacientes no se va a detener nunca acusando precisamente a los organismos que le hacen frente, sino aunando esfuerzos en conjunto, con una estrategia que debe comenzar por un control más efectivo sobre el trafico y el consumo de los estupefacientes en las naciones desarrolladas y más poderosas, de las naciones poderosas que es el destino final del producto.

El ministro de las Fuerzas Armadas dijo con sobrada razón que en los últimos años ha habido rumores, muchos rumores que se dan en la República dominicana, en la sociedad, que ha afectado mucho a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional. “Tenemos el caso de militares que van a pedir y nunca piden. Lo importante es si hay nombres, que se soliciten realmente y asi sabemos si hay de verdad o si no hay”

El alto jefe militar –prosiguió- que aún cuando el país ha tenido oficiales vinculados en delitos internacionales como el narcotráfico , esos son una minoría, ya que el 99 por ciento de los militares y policías cumple cabalmente con sus responsabilidades.

Soy de opinión de que en lugar de estas dos legaciones diplomáticas, las Embajadas de Estados Unidos y España, querer buscar chivos expiatorios en las Fuerzas Armadas dominicanas, lo que deben hacer aportar más recursos, económicos y de toda naturaleza para detener a éste monstruo de siete cabeza que por su poder económico cada día gana más terreno en el mundo.

El autor es periodista