Mueren 42 insurgentes en ofensiva estadounidense cerca de Siria

Por miércoles 5 de octubre, 2005

Bagdad, (EFE).- El mando militar estadounidense anunció hoy, miércoles, que han muerto 42 presuntos insurgentes durante la operación de "Puño de Hierro" que las tropas norteamericanas iniciaron el pasado sábado en las proximidades de la frontera con Siria.

Según un comunicado del mando militar, durante la operación, que todavía continúa, los soldados estadounidenses, apoyados por aviones de combate, consiguieron destruir varios escondites de los rebeldes en las zonas de Seada y Karabela.

La fuente no informa de cuándo se produjeron las bajas en las filas de los insurgentes.

El objetivo de la ofensiva es frenar la infiltración en el país de mercenarios árabes y musulmanes que después se suman a los grupos terroristas que operan en Irak, según el mando militar.

Como ya advirtieron los servicios secretos, la violencia se recrudece en Irak a medida que se acerca el 15 de octubre, fecha fijada para el referéndum sobre la nueva Constitución, respaldada por chiíes y kurdos y rechazada por los árabes suníes.

En la última semana, más de un centenar de personas han perdido la vida en diversos atentados perpetrados en todo el país.

Además, en un incidente separado, dos personas resultaron heridas hoy por la explosión de un coche bomba en Bagdad, informaron a EFE fuentes del ministerio de Interior.

Según su relato, el vehículo explotó en el barrio de Al Karrada, en el centro de la capital, frente a un restaurante, que estaba cerrado en el momento del ataque. EFE