Mueren diez soldados EEUU en ataque Irak

Por viernes 2 de diciembre, 2005

Bagdad, (EFE).- Apenas 24 horas antes de emprender ayer, viernes, una nueva ofensiva para combatir los focos rebeldes, los marines desplegados en el avispero de Irak sufrieron uno de los peores ataques desde que hace dos años y medio invadieran el país.

Según el mando militar, diez soldados alistados en la Segunda División perdieron la vida y otros once resultaron heridos en un ataque insurgente en la ciudad de Faluya, uno de los bastiones rebeldes al oeste de Bagdad.

El incidente ocurrió el jueves cuando los uniformados realizaban una misión de combate en el extrarradio de la urbe.

En un momento del día, fueron sorprendidos por una partida de hombres armados que hizo estallar una bomba de carretera y después lanzó una salva de proyectiles de mortero contra la unidad, explicó la fuente sin precisar otros detalles.

El ataque es uno de los peores sufridos por la II División de Marines desde que en marzo de 2003 invadieran Irak.

El pasado agosto, 14 infantes de esta división perdieron la vida en una operación rebelde contra su vehículo de combate anfibio cerca de la ciudad de Haditha, ubicada asimismo en la provincia occidental de Al Anbar, corazón de la insurgencia.

Mueren otros tres en accidente

Bagdad, (EFE).- Tres soldados estadounidenses murieron el viernes en Irak en un accidente de tráfico, informaron ayer fuentes militares.

El accidente tuvo lugar al norte de Bagdad y se ha abierto una investigación para aclarar lo ocurrido, agregaron las fuentes.

Este accidente sucedió horas después de que insurgentes iraquíes asesinaran a diez soldados estadounidenses haciendo estallar una bomba a su paso en la ciudad de Faluya.

Casa Blanca "entristecida" por muertes

Washington, (EFE).- El Gobierno de EEUU está "entristecido" por la muerte de diez marines estadounidenses en Irak y preocupado por otros once que resultaron heridos en un mismo ataque rebelde ocurrido el jueves en la ciudad iraquí de Faluya.

"Estamos entristecidos", dijo ayer en rueda de prensa el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan. "Tanto si es un soldado el que pierde su vida como si son diez u once, estamos apenados al conocer estas noticias", añadió.

Tras transmitir sus condolencias a las familias de las víctimas, McClellan añadió que EEUU estará agradecido "siempre" por el servicio y sacrificio de esos soldados que murieron por "una causa importante".