Muertes por “Stan” se mantienen en 656 pero aumentan damnificados

Por miércoles 12 de octubre, 2005

Guatemala,(EFE).- La cifra de muertos por la tormenta "Stan" en Guatemala se mantiene en 656, pero ha aumentado la de damnificados y de viviendas destruidas, informó hoy una fuente oficial.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) tenía contabilizados 654 muertos hasta las 10.00 horas locales (16.00 GMT) de hoy.

Sin embargo, un funcionario de la entidad aclaró EFE que en esa cifra no se ha incluido el de otras dos víctimas mortales en una región del oeste del país.

De acuerdo con el informe oficial, el número de desaparecidos se mantiene en 577, el de heridos en 99, mientras que el de afectados de forma directa ha aumentado a 205.769 y el de refugiados en albergues a 120.475.

Aunque la Conred sólo da cuenta de 577 desaparecidos, vecinos y socorristas han mencionado que en la población indígena de Panabaj, en Sololá, a unos 180 kilómetros al oeste de la capital, unos 3.000 habitantes quedaron soterrados por aludes.

También el número de viviendas destruidas pasó de 1.478 a 1.711, y el de casas dañadas de 5.352 a 5.501, explicó la fuente a EFE.

Las comunidades afectadas también ascendieron a 671 -hasta el martes eran 654- y los albergues aumentaron de 453 a 464, detalló.

Según las autoridades guatemaltecas, el país se encuentra en estado de emergencia para dar asistencia humanitaria a los miles de damnificados que ha dejado a su paso la tormenta "Stan" y las lluvias de ondas tropicales que han afectado al país en los últimos días.

Mientras, la ayuda de la comunidad internacional no ha dejado de fluir hacia Guatemala y para hoy se espera la llegada de otros seis helicópteros de Estados Unidos, que se sumarán a otras ocho aeronaves que ya colaboran en las tareas de rescate y transporte de víveres.

Equipos de rescate de España y Centroamérica han llegado en las últimas horas al país y han sido desplazados hacia regiones del departamento noroccidental de San Marcos, donde aún existen varias comunidades aisladas por derrumbes y nuevos deslizamientos de tierra. EFE