Mundo a la espera de que Washington decida sobre acuerdo Montreal

Por viernes 9 de diciembre, 2005

Montreal (Canadá), 9 dic (EFE).- El mundo está a la espera en Montreal de que EEUU diga si se suma o no al acuerdo de principio que la Unión Europea, Canadá y los países en vías de desarrollo han alcanzado para continuar la lucha contra el cambio climático. Tras una maratoniana sesión en el Palacio de Congreso de Montreal donde se celebra la XI Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático, todas las delegaciones excepto EEUU acordaron hoy a las 6 de la madrugada un texto para desbloquear las conversaciones.

El texto señala que los países de la Convención Marco sobre Cambio Climático iniciarán "un proceso para considerar siguientes compromisos para las partes incluidas en el Anexo I (integrado por las naciones industrializadas y las economías en transición) para el periodo posterior al 2012".

También se indica que "el proceso debería empezar sin retraso", conducido por un grupo especialmente designado de las partes del Protocolo de Kioto que se reunirá por primera vez en mayo de 2006.

Antes, el 15 de marzo, las partes deben remitir al secretariado sus puntos de vista sobre las negociaciones que el protocolo de Kioto prevé que comiencen en 2006 sobre reducciones de emisiones.

El texto estaba siendo analizado por la delegación estadounidense desde primeras horas del viernes, ya que los representantes de Washington decidieron no enviar ningún miembro de su equipo a las discusiones.

Estados Unidos ha mantenido desde que el 28 de noviembre comenzó la conferencia de Montreal, que no puede aceptar ningún acuerdo para iniciar conversaciones sobre la lucha contra el cambio climático porque se opone a "negociaciones formales", postura que ha bloqueado la cumbre.

Según explicó hoy el secretario general de la Oficina española contra el Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, si EEUU mantiene su posición de no aceptar el texto, "el presidente (de la conferencia) tendrá que tomar decisiones" sobre si existe o no consenso.

Una opción es que el presidente, el ministro de Asuntos Exteriores canadiense, Stéphane Dion, decida que la no aceptación de EEUU -y quizás de Arabia Saudí- no supone el rechazo del consenso (por entender que no es lo mismo que unanimidad), y se dé por aprobado el acuerdo.

La ministra española de Medio Ambiente, Cristina Narbona, destacó la importancia de lo sucedido en Montreal porque "sería la primera vez que se hace un esfuerzo por minimizar a Estados Unidos" dentro de una negociación de la ONU.

La ministra también destacó el papel fundamental que han jugado los latinoamericanos en el grupo de países en desarrollo para lograr que se llegase a un acuerdo con los países industrializados sobre el futuro de la lucha contra el cambio climático.

Narbona también señaló que "a la vista de los procesos sociales" que se están dando en EEUU, donde un creciente número de ciudades y estados están aprobando medidas para reducir sus emisiones, parece difícil que Washington pueda bloquear el acuerdo de principio alcanzado.

Los jefes de la delegación europea, el comisario de Medio Ambiente Stavros Dimas y la ministra británica del ramo, Margaret Beckett, mostraron también su moderado optimismo de que la delegación estadounidense no bloqueé a última hora el acuerdo.

"Queremos involucrar a Estados Unidos en la exploración (de soluciones al cambio climático) y seguimos esperanzados. Podemos llegar a un acuerdo en el que todos podemos participar. No se termina hasta que todo se acaba", afirmó Beckett.

La presión sobre Estados Unidos se incrementó el viernes con la aparición por sorpresa en Montreal del ex presidente estadounidense Bill Clinton, quien lanzó un apasionado discurso en favor de trabajar de forma multilateral contra el cambio climático y superar los obstáculos de la "vieja economía".

"Mi petición es que intentemos ser multilaterales", dijo Clinton.

Sin mencionar a la delegación estadounidense, el ex presidente de EEUU se preguntó: "¿Quién puede negarse a tener está discusión?".

Washington tiene hasta las 23.00 GMT de hoy, cuando termina la conferencia, para responder a esa pregunta.