Nadal sigue eléctrico y ya está en semifinales

Por viernes 21 de octubre, 2005

Madrid, (EFE).- El español Rafael Nadal completó de nuevo un partido eléctrico, venció al complicado jugador checo Radek Stepanek, por 7-6 (9) y 6-4, en una hora y 51 minutos, y accedió a las semifinales del Masters Series de Madrid.

Dos triunfos más separan a Nadal de uno de los títulos que más le hacen ilusión, el de Madrid. Porque se trata de su país y sobre todo porque sería el primero en pista cubierta de su carrera. Este año ha ganado ya uno de sus tres Masters Series en dura, en Montreal, pero una victoria en el Madrid Arena demostraría aún mas su polifacética faceta de todo terreno, aunque la hierba se le resista un poco todavía.

El título de Madrid serviría aún para más. Igualaría los cuatro Masters Series que el suizo Roger Federer se ha apuntado ya en lo que va de año. Y el total de 11 que el número uno del mundo atesora.

Vencer a Stepanek, un jugador de duro y variado servicio (11 'aces'), agresivo como pocos, e incómodo por antonomasia fue todo un desafío. Nada que ver con los anteriores partidos contra el rumano Victor Hanescu o el español Tommy Robredo, sino un contraste, porque en la superficie 'green set' madrileña el checo tenía todo a su favor.

Pero la valentía de Nadal prevaleció en el duelo, tal y como sucedió cuando el manacorense debutó en Copa Davis, en Brno el año pasado, y fue capaz de tomar la responsabilidad de ganar a Stepanek en el último y decisivo encuentro con 2-2 en el marcador y de forma inapelable: 7-6 (2), 7-6 (4) y 6-3.

En Madrid el partido se complicó en exceso para el español cuando dejó escapar a su rival 2-0 en el primer set, pero eso solo sirvió para enfurecerle porque los tres siguientes juegos cayeron de su lado.

Nadal tuvo que sudar después porque perdió dos oportunidades de acabar con el set en el décimo, con saque del checo, y no confirmó hasta el octavo punto de set, ya en pleno desempate, después de salvar dos que tuvo Stepanek.

En ese juego corto, donde Nadal llegó a mandar por 5-0, se pudo apreciar la complicidad de los 9.800 espectadores que llenaron la central con el zurdo de Manacor. Y su rapidez con el revés a dos manos, eléctrico y siempre en la diana. "Fenómeno" llegaron a gritarle, mientras los jugadores del Real Madrid, los brasileños Robinho y Roberto Carlos disfrutaban con su ídolo en las gradas.

La ruptura del séptimo juego en la segunda manga, con cuatro radicales restos, le llevaron en volandas al final del encuentro, con Stepanek ya entregado a su suerte y de testigo principal. El checo levantó dos bolas de partido pero en la tercera su derecha se estrelló en la red.

El estadounidense Robby Ginepri, verdugo de David Ferrer, es ahora el siguiente rival. Nunca hasta hoy se han enfrentado. En la otra semifinal, se medirán el croata Ivan Ljubicic y el ganador del encuentro entre el también croata Ivo Karlovic y el argentino David Nalbandian. EFE.