Nalbandián vence al gigante Karlovic y repetirá ante Ljubicic

Por viernes 21 de octubre, 2005

Madrid, (EFE).- David Nalbandián, el único superviviente sudamericano en el penúltimo Masters Series del curso, repetirá, por segundo año seguido y ante el mismo rival que el curso pasado, Ivan Ljubicic, presencia en el torneo madrileño, después de terminar con el gigante croata Ivo Karlovic en hora y media, 6-4 y 7-6 (4).

El tenista argentino impuso su fortaleza en el resto a la potencia del saque de su adversario, que firmó once saques directos, por debajo de la media que ofreció en los encuentros previos. En el último, frente a Dominik Hrbaty, firmó veinticinco.

Nalbandián mantiene viva su carrera hacia la Copa Masters de Shangai, aunque tiene lejos aún a la gran referencia de los aspirantes. El ruso Nikolay Davydenko, séptimo de la clasificación ATP, está cuatro puestos por delante del sudamericano.

Sin embargo, el argentino mantiene su convicción. La misma que le ha impulsado en el presente curso. Que le dio el título en Múnich, el único del ejercicio y resultados tan dignos como los cuartos de final en los Grand Slam de Wimbledon, Australia y Estados Unidos y torneos como Pekín y Viena.

Es raro ver perder el saque a Karlovic. La sensación y el peligro del torneo. Llegó a servir a 222 km/h. Nalbandián ha sido el único en hacerle un 'break'. Fue en el séptimo juego del partido. Y le sirvió para encarrilar la victoria. De hecho se anotó el primer parcial (6-4).

El segundo mantuvo un desarrollo natural. Cada jugador aferrado a su saque y la manga quedó abocada al desempate. También Nalbandián fue mejor en esta situación. Allanó su camino con 5-2 y no desperdició la ocasión para sellar el triunfo en el primer enfrentamiento que ambos tenistas han disputado hasta el momento.

El argentino es el único sudamericano en liza tras la eliminación hoy del chileno Fernando González, que cayó ante el próximo rival del cordobés, el croata Ivan Ljubicic, en un duelo que reeditará una de las semifinales del año pasado.

Aquél es el único precedente entre ambos tenistas. Nalbandián ganó por un doble 6-4 y después perdió la final con el ruso Marat Safin. Aunque poco tiene que ver el croata de origen bosnio del pasado curso con el actual.

Ljubicic es uno de los tenistas más en forma. Su hoja de servicios presenta quince victorias seguidas, incluidas las de la Copa Davis en la eliminatoria contra Rusia y las que le propinaron con los títulos, recientes, de Metz y Viena. EFE