“Nate” podría convertirse en el sexto huracán del Atlántico norte

Por martes 6 de septiembre, 2005

Miami (EEUU), 6 sep (EFE).- La tormenta "Nate" se intensifica y podría convertirse en huracán el miércoles, el mismo día en que se pronostica que la decimosexta depresión tropical se transformará en una tormenta que amenaza a la costa este de Florida (EEUU).

Los vientos máximos sostenidos de la tormenta "Nate" aumentaron hoy a 95 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU, con sede en Miami,

"Se pronostica un fortalecimiento en las próximas 24 horas y 'Nate' podría convertirse en un huracán el miércoles", informó el CNH en su boletín de las 21.00 GMT de hoy.

"Nate" sería el sexto huracán de la activa temporada de ciclones en el Atlántico norte, que comenzó el 1 de junio y concluye el 30 de noviembre.

El ojo de la tormenta se hallaba cerca de la latitud 28,7 norte y longitud 66,7 oeste, a 440 kilómetros al sur-suroeste de Bermudas.

"Nate" ha permanecido casi sin moverse y se espera que se desplace lentamente el miércoles hacia el noroeste.

Entretanto, la decimosexta depresión tropical se mantiene bajo "aviso" de tormenta tropical a las islas Bahamas y la costa este del estado de Florida.

El "aviso" está vigente para el norte de Jupiter, en el condado de Palm Beach, hasta Titusville, incluyendo Merritt Island, en el centro de Florida.

También están bajo "aviso" Gran Bahama, Abacos y Bimini, lo que significa que se espera el paso de la tormenta en un plazo de 24 horas.

Los vientos máximos de la depresión tropical se han incrementado a 45 kilómetros por hora, por lo que "tiene potencial para transformarse en tormenta el miércoles", de acuerdo con el CNH.

El sistema se convertiría en la tormenta tropical "Ophelia", la decimoquinta de la temporada.

Según el informe de las 21.00 GMT del CNH, a esa hora, la depresión se encontraba cerca de la latitud 26,7 norte y de la longitud 78,5 oeste, a unos 35 kilómetros al noreste de Freeport, en Gran Bahama y a unos 280 kilómetros al sureste de Cabo Cañaveral, en Florida.

Mientras, el huracán "María" continuaba debilitándose en ruta a las frías aguas del norte del Atlántico sin amenazar tierra firme.

Las aguas cálidas son el "combustible" de los huracanes, de ahí que "María" irá perdiendo fuerza hasta desaparecer, a medida que avance sobre las frías aguas del Atlántico norte.

El CNH informó de que los vientos de "María" han disminuido a unos 130 kilómetros por hora y se espera que siga perdiendo intensidad en las próximas 24 horas.

El ojo del huracán estaba localizado a las 21.00 GMT cerca de la latitud 34,3 norte y de la longitud 55,1 oeste, a unos 930 kilómetros al este-noreste del archipiélago británico de las Bermudas.

Hasta ahora se han formado 14 tormentas tropicales y cinco huracanes: "Dennis", "Emily", "Irene", "Katrina" y "María".

"Dennis" y "Emily" alcanzaron la categoría cuatro, y "Katrina" la cinco, la máxima en la escala de intensidad Saffir-Simpson.

La devastación originada por "Katrina", que ha causado la muerte de centenares de personas y miles de millones de dólares en pérdidas en el sur de EEUU, según cálculos provisionales, es para los expertos uno de los mayores desastres naturales que han sacudido este país en su historia. EFE