Niño dominicano caído de quinto piso se salvó milagrosamente

Por lunes 10 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ El niño dominicano de tres años de edad Jaden Gutiérrez, quien se precipitó al vacío por la ventana del apartamento de sus padres, ubicado en el quinto piso de un edificio en El Bronx, se salvó milagrosamente de la muerte.

El pequeño, quien jugaba dando saltos en una cama que estaba cerca de la ventana, al parecer trató de agarrarse del aire acondicionado, pero el aparato cedió y calló con la criatura al pavimento.

De acuerdo a la apreciación de los médicos, el aparato amortiguó el impacto y el bebé sólo se fracturó una pierna y un bracito, dijeron fuentes del necrosomio.

El hecho ocurrió a las 6:30 de la tarde del pasado jueves y Jaden, fue internado en condición crítica, pero gracias a los esfuerzos de los galenos, pudo sobre vivir a los fuertes golpes.

Hasta el cierre de esta nota, sus padre, quienes se encontraban en la vivienda, no han sido acusados por la uniformada de negligencia en el cuidado o de poner en peligro la vida de un menor, cargos que tradicionalmente se estilan en este tipo de casos.

El inmueble está localizado con el número 2100 de la avenida Creston en un sector de El Bronx, con mayoritaria presencia de dominicanos y puertorriqueños