No me creo lo de Santiago, pero si pasó

Por Carlos Luis Baron jueves 20 de diciembre, 2012

Lo que pasó el Miércoles por la noche en el Estadio Cibao de Santiago en el juego de las Aguilas y los Toros del Este, deja mucho que pensar de la profesionalidad del béisbol dominicano. Después de los toros estar perdiendo cinco (5) carreras por (o) cero en la primera del noveno, la forma como se anotaron las seis (6) carreras para darle la victoria al equipo del este, quedó en entredicho.

Seis (6) carreras producto de un (1) homer, dos (2) hits, cuatro (4) bases por bolas y tres (3) errores, para un equipo que ha ganado la serie regular, más en el último episodio y como esta el standing para la clasificación es muy custionable. Al parecer los cibaeños prefieren sus contendientes, a pesar de que la pelota es redonda y viene en caja cuadrada y todo puede suceder, pero me creo que no, aunque me equivoque.

Todo es posible, pero al parecer hubo un arreglo, que les permitió la victoria a los toros, ya que si perdía y como los gloriosos tigres del licey estaban en la delantera contra los Gigantes del Cibao y los Escarlatas empatados con las Estrellas, que con esos juego se lograba un posible tercer empate en la tercera posición entre Licey, los Leones y los Toros y, a uno (1) de los Gigantes como sucedía con la victoria de los Leones en San Pedro cuatro (4) por cero, ante las Estrellas Orientales en el Estadio Tetelo Vargas.

Esperamos que no sigan los equipos del este y del cibao con sus arreglos, ya que los últimos juegos de la serie regular están pautados para mañana viernes, y cada región jugará entre sus equipos. Si se repite lo ocurrido en el valle de la muerte como le llaman los aguiluchos a su estadio, la capital se quedará sin béisbol desde el todo contra todos para esta temporada.

Vemos que habrá un gran duelo entre los equipos de ciudad y el que gane podrá empatar con uno de los equipos que no han clasificado, como son los Gigantes y los Toros, si uno de ellos o los dos pierden sus compromisos. Espero que esta vez las cosas se hagan lo mejor posible, que no se vea tan evidente la entrega de un juego, por el bien y el futuro del deporte favorito de los dominicanos.

“Lo que paso en Santiago no me convence, espero que no hayan más dudas, para que nuestro deporte preferido, no sea cuestionado como los políticos y sus partidos”.