No parecen convencidos de una victoria en Irak

Por jueves 1 de diciembre, 2005

Washington, (EFE).- Los planes de victoria que el presidente de EEUU, George W. Bush, asegura tener para Irak no convencen en su país, donde una mayoría piensa que el Gobierno no tiene una estrategia para salir del conflicto.

Una encuesta elaborada para la cadena "CNN" y el periódico "USA Today", dada a conocer en las últimas horas, indica que la mayoría de los estadounidenses no cree que Bush cuente con un plan que permita lograr la victoria en Irak.

En cambio, el 41 por ciento opina que el presidente sí cuenta con ese plan.

El 54 por ciento opinó que el presidente está gestionando de manera inadecuada el conflicto, mientras que el 44 por ciento se declaró satisfecho de cómo se está llevando.

También el 54 por ciento consideró improbable que las fuerzas iraquíes, por sí solas, vayan a "parar los pies" a los terroristas sin ayuda estadounidense, mientras que el 44 por ciento cree que sí podrán.

La creciente oposición entre los ciudadanos estadounidenses a la guerra ha llevado a Bush a iniciar una campaña de defensa de su gestión en Irak, que tiene como eje central una serie de discursos sobre lo que ha descrito como la "estrategia para la victoria".

Casa Blanca califica críticas de "irresponsables"

Washington, (EFE).- La Casa Blanca calificó ayer de "irresponsables" a los demócratas que han acusado al presidente de EEUU, George W. Bush, de carecer de una estrategia clara en Irak.

El senador John Kerry, ex candidato demócrata a la presidencia de EEUU, aseguró ayer que es necesario fijar una estrategia que refleje "la realidad sobre el terreno" en Irak y modificar la línea política para adecuarse a ello.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, afirmó que "esos líderes demócratas en el Congreso que quieren insinuar que no tenemos un plan son profundamente irresponsables".

Mueren otros 2 soldados EEUU

Bagdad, (EFE).- Dos soldados estadounidenses murieron en otros tantos incidentes armados con grupos rebeldes en el norte y oeste de Bagdad, informaron ayer, jueves, las autoridades militares.

Según un comunicado, un soldado perdió la vida el miércoles al ser tiroteado por insurgentes en el norte de la capital, mientras que el otro falleció a consecuencia de las heridas sufridas en un combate con los rebeldes en la provincia occidental de Al-Anbar, feudo de la insurgencia.

Con estas nuevas muertes, asciende a 2.108 la cifra de militares estadounidenses fallecidos en combate en Irak desde que en marzo de 2003 comenzara la invasión y posterior ocupación de este país.