Nobel de Física de EEUU dice que Bush es “muy incompetente”

Por miércoles 7 de septiembre, 2005

por Carlos López

San Sebastián (España), 7 sep (EFE).- El Premio Nobel de Física estadounidense Sheldon Lee Glashow, dijo hoy que George Bush está siendo "muy incompetente" en su respuesta a la catástrofe humanitaria provocada por el huracán Katrina en Nueva Orleans y en la gestión de los problemas suscitados por la guerra de Irak.

Glashow, quien participa en un congreso sobre Alfred Einstein en San Sebastián, afirmó en una entrevista a EFE que "la respuesta de la Administración Bush" al desastre creado por Katrina en Nueva Orleans "ha sido muy lenta y terrible".

Recordó que una revista científica "ya adelantó en 2001 cuáles podrían ser las consecuencias de un huracán como este en Nueva Orleans y cómo se iba a inundar".

"Se sabía que algo así podía pasar y existía un plan para arreglar todos los diques, muchos de los cuales sólo estaban sucios, pero la Administración Bush lo canceló", dijo el investigador, quien consideró que "el verdadero problema es que la propia Administración no cree que está ahí para resolver estas situaciones" y por ello sólo "intenta reducir sus responsabilidades".

"La administración Bush -agregó- es muy incompetente y eso se ha probado no sólo en la respuesta al huracán Katrina, sino también en la que se dio a los ataques del '11-S' en Nueva York".

Aclaró, en este sentido, que la excusa de la existencia de armas de destrucción masiva con la que se justificó la invasión de Irak "se caía por su propio peso" porque "realmente no existían", al igual que "tampoco había colaboración con Al Qaeda".

"El problema que se plantea ahora -recalcó- es qué hacer, porque si los EEUU se van de Irak será una catástrofe, pero si se quedan también seguirá siendo una catástrofe. Les ha superado el problema y no son capaces de solucionarlo", insistió.

Lamentó asimismo que el gasto de su país en materia científica resulte "muy inadecuado", como refleja el hecho de que el Gobierno de Bush no tenga "un consejero específico" para esta materia y que "por principio" rechace "todos los planes científicos que no estén de acuerdo con sus principios políticos".

Puso como por ejemplo las investigaciones sobre el cambio climático que, al no coincidir con los intereses de la actual Administración, "ha echado atrás todos los planes para investigarlo".

Aludió asimismo a la pujanza en algunas escuelas estadounidenses del creacionismo (doctrina que defiende la intervención de Dios en la creación de la vida sobre la Tierra), en detrimento de la teoría de la evolución de Darwin.

Glashow expreso su alarma por esta situación, porque en algunos estados como Nueva Jersey, Pensilvania u Ohio "se están haciendo leyes en las que se obliga a enseñar" el creacionismo "y a creer en lo sobrenatural", al tiempo que se "están designando a jueces" partidarios de estas opiniones.

"Parece que afortunadamente los europeos son inmunes a la propaganda religiosa", continuó Glashow, quien se mostró sorprendido por el hecho de que "en un sitio como Europa con países que tradicionalmente han sido muy católicos, como España o Italia, la fuerza de la religión sea cada vez más débil, mientras que en los EEUU ocurre todo lo contrario".

El Premio Nobel comentó también el intento de la Administración Bush de enviar a una persona a Marte, algo que consideró "absurdo, muy difícil, muy caro y sin ningún sentido" porque "ya se han mandado robots que se han revelado muy efectivos para estudiar el planeta rojo".

"A pesar de ello, mi país está empeñado en intentar enviar a una persona a Marte y yo espero que sea al propio Bush al que manden". bromeó. EFE