Novio de colombiana madre de niña desaparecida confiesa asesinato

Por lunes 3 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ El novio de la madre de Valerie, la niña de 4 años de edad que fue encontrada sola y vagando por las calles del condado de Queens, hace varios días fue arrestado por la policía y según el parte de la uniformada, éste confesó haber asesinado a la mujer, cuyo cadáver la uniformada está buscando en todo lugar posible del condado.

César Ascarrunz de 32 años de edad, a quien la niña mencionó como su “segundo” padre mientras se encontraba en un hogar adoptivo para menores protegidos, les dijo a los detectives que él estranguló a Mónica Lozada de 26 años, durante una disputa doméstica. El asesino alegó que la víctima, se le abalanzó encima con un cuchillo.

Se aclaró que la mujer es colombiana y no boliviana, como se había informado previamente.

Unidades policiales auxiliadas por perros amaestrados, intensificaban durante todo el día de hoy, la búsqueda del cuerpo de la inmigrante boliviana en el parque Forest de Queens, al cierre de esta nota, los restos de la mujer, no habían sido encontrados por los sabuesos.

El hombre, que de ser hallado culpable enfrenta pena desde 25 años de cárcel a cadena perpetua, indicó que después de estrangular a su novia, metió el cuerpo en una bolsa de basura y después lo tiró en un basurero en una calle de Queens en la madrugada del pasado domingo.

Antes de deshacerse de los restos, almacenó el cuerpo durante dos días en una habitación del domicilio que compartía con la boliviana y su hija Valerie. La víctima fue vista por última vez con vida el sábado 24 de septiembre en la mañana, en su apartamento del sector Forest Hills.

Ascarrunz, declaró a la policía que abandonó la menor hora después de haber matado a la madre. La policía lo mantenía bajo custodia desde el pasado jueves, después que algunas pistas ofrecidas por la pequeña Valerie, condujeran las pesquisas hasta él.

Fue detenido en la jurisdicción del cuartel 104 en el mismo condado. Primero dijo a los investigadores que había llevado a su víctima y la menor al aeropuerto Kennedy, porque iban a viajar a Colombia. Luego, cambió la versión, no habiendo evidencias de que la desaparecida comprara boletos de viaje a ese país.

Mientras tanto, la niña continúa bajo la custodia de la Administración de Servicios a Menores y ha capturado el corazón de los neoyorquinos, de acuerdo a lo dicho por Richard Brown, fiscal de Queens. La pequeña ha compartido con la prensa muchos sentimientos, entre ellos el describir a su madre como una princesa.

La captura del criminal se produjo gracias a que Valerie recordó que éste se la había llevado descalzo en el automóvil, abandonándola sola en la calle 76 donde fue encontrada por el bombero Kevin Flood.

El apaga fuegos dijo que Valerie estaba muy asustada y llorando, cuando la encontró la madrugada del domingo pasado y le dio algo de beber y comer. Aunque la niña no se acordaba ni de su apellido, ni de su dirección, pudo ofrecer detalles físicos tanto de su madre como del matador de ésta, lo que abrió pistas a la policía.

El acusado, también enfrenta cargos por negligencia temeraria y poner en peligro la vida de la menor, además de abandono. También enfrenta la acusación de manipular la evidencia. El juez ordenó su reclusión en la cárcel sin derecho a fianza.