Nuestros hijos en las redes sociales

Por Carlos Luis Baron sábado 30 de junio, 2012

Pese al rechazo inicial que los padres mostraron en cuanto al uso de las redes sociales, la gran popularidad que estas han ganado obliga a papá y a mamá a entrar en el mundo de los Tweets y de los Posts como una forma de estar cerca de sus hijos también en el mundo virtual.

La juventud pasa cada vez más tiempo frente al ordenador. Si bien es cierto que mucho de ese tiempo es para hacer la tarea escolar, la mayor parte se dedica al uso de redes sociales como Facebook, Tumblr o Twitter para hacer amigos y compartir intereses. Frente a esta realidad los padres han tenido que preguntarles a sus hijos como crear una cuenta en alguna de estas redes y han agregado a sus vástagos en sus listas de amigos con el propósito de conocer quiénes son sus contactos y qué informaciones suben a la red.

Esta medida de los padres no es vista con agrado por la mayoría de sus hijos. Se sienten invadidos, muchos no asimilan que sus amigos puedan ver las fotos de sus progenitores ni que estos vean las fotos de sus amigos. Algunos violan la política de uso de Facebook y crean dos cuentas: una para los padres y otra para los amigos. Las redes sociales se constituyen en espacios de conflicto familiar debido al choque generacional que en ellas se dan.

Es en medio de este conflicto en donde aparece la educación como instrumento mediador. El curriculum dominicano debería incorporar el uso de las redes sociales de Internet como un Eje Transversal. Rodríguez (2010) propone la integración de las redes sociales en línea entre las herramientas básicas de alfabetización digital, estableciendo a continuación el trabajo que se debe hacer con los alumnos y con los padres.

Con los alumnos, sugiere que “…nuestro trabajo se centrará en hacerles conscientes de las consecuencias reales que tienen sus actuaciones en las redes, para ello tendremos que ofrecerles pautas de comportamiento.” (p. 113) En su propuesta para los alumnos, Rodríguez dice que el uso de las redes sociales debe ser parte del contenido del curriculum, y debido al uso indiscriminado que los jóvenes muchas veces hacen de este medio, propone que nos aseguremos que los hijos estén conscientes de la consecuencia de sus actos en el mundo virtual.

Cuando habla del trabajo que hay que hacer con los padres, esta investigadora sugiere que “llevará consigo el conocimiento, en primer lugar de las redes mismas y, al igual que sus hijos, de pautas de actuaciones en las redes, junto con la concienciación sobre otros aspectos inherentes a su labor como padres.” (p. 105)

Las propuestas de Rodríguez son oportunas en medio del auge que tienen hoy las redes sociales en Internet. Los jóvenes usuarios deben estar consciente que no es una obligación hacer clic en “Me gusta”, darle a “Compartir” o comentar cualquier contenido que aparezca en su red social. La ciudadanía del Siglo XXI incluye su participación en el espacio virtual de una forma responsable y consciente. La escuela puede ayudar mucho en eso.

Profesor a Tiempo Completo PUCMM-CSTA

Master 1 Didáctica del Francés como Lengua Extranjera. (UAG)

Maestría en Tecnología Educativa (PUCMM, en término)

Diplomado en Pedagogía Universitaria (PUCMM)