Nueva imagen, equipo favorito

Por martes 1 de noviembre, 2005

San Antonio (EEUU), (EFE).- La acción en el baloncesto profesional de la NBA llega con la esperanza de que el deporte recupere la perdida de interés y audiencia que ha tenido en los últimos cinco años y también con la obsesión de ver si aparece la estrella que ocupe la vacante que dejó Michael Jordan.

El comisionado David Stern ha sido categórico a la hora de establecer un código de vestir para todos los jugadores de la NBA, porque es consciente que era el primer paso necesario si quieren recuperar parte de la imagen que han ido perdiendo de manera progresiva.

Como de esperar, la mayoría de los jugadores, que han asumido una filosofía de que están por encima de todo y todos, que pueden vivir a su aire cuando están con la responsabilidad de profesionales, han cuestionado la acción del Stern.

Pero en privado ya les ha llegado la comunicación tanto de parte del sindicato de jugadores como de sus agentes, que es necesario recuperar el control de la imagen sino quieren ver que sus contratos multimillonarios comiencen a no ser tan lucrativos.

Ante esta realidad, los jugadores, que al final lo único que entienden a la perfección es el dinero que van a recibir por temporada, asumirán sin problemas el código de vestir. Mientras que en el plano deportivo los pronósticos no dejan ninguna duda que los Spurs de San Antonio, actuales campeones de liga, son los grandes favoritos para revalidar el título, aunque se admite que la Conferencia Este con equipos como los Heat de Miami, Pacers de Indiana y Pistons de Detroit.