Nuevos roles del presupuesto nacional

Por El Nuevo Diario sábado 1 de septiembre, 2012

En los meses por venir, el país se involucrará en la formulación y presentación de un nuevo presupuesto nacional para el año 2013. Por esta razón nuestra dirigencia política y social, así como entidades públicas y privadas y ciudadanos en general nos preparamos a presenciar y visualizar los debates, discusiones y forcejeos que observamos año tras año en su sometimiento y aprobación.

Esta situación nos llama a reflexionar para tomar un rumbo que haga posible que el procedimiento y la metodología que utilicemos para presupuestar se le dote de los elementos e instrumentos necesarios que nos conduzcan hacia el desarrollo que anhelamos y urgimos.

Al efecto, como paso fundamental en dichos propósitos, debemos romper definitivamente con la debilidad y los pobres frutos que ha arrojado su formulación, al haber dejado exclusivamente su estructuración en manos de funcionarios que no sólo obedecen a las directrices del Poder Ejecutivo, sino que también accionan y planifican desde sus escritorios ubicados en la capital del país, cumpliendo meros encargos, sin tener el más mínimo contacto con la población, así como con sus reales necesidades y prioridades.

Por tanto, debe asumirse el referido accionar, pensando en el mejor futuro del país, para procurar un Presupuesto Nacional que cumpla su cometido como principal herramienta de desarrollo, logrando un cambio radical en su formulación por medio de la creación de un nuevo sistema y de un procedimiento eficaz que permita su correcto diseño e implementación.

En tal sentido entendemos que estos cambios deben estar dirigidos a lograr de que, en vez de un Presupuesto vertical, es decir que viene desde el Ejecutivo hacia el pueblo, lograr la formulación de un Presupuesto Horizontal, donde el Poder el Ejecutivo, los demás poderes del Estado y los distintos agentes sociales se aglutinen para aportar lo mejor de cada cual y crear una pieza importante para el Desarrollo Nacional.

Concibiendo el Presupuesto de esta manera, implementaremos y ejecutaremos presupuestos participativos, los cuales, además de enfrentar con eficacia nuestras debilidades institucionales permitirán que los principales agentes del desarrollo de nuestra nación colaboren activamente mediante su inserción dentro de los equipos de trabajo que formulen y ejecuten este importante instrumento.

Dentro de estos propósitos, también hay que incluir necesariamente la formulación y ejecución de los Presupuestos de los municipios, para lograr un adecuado manejo de los recursos que se les asignan a los mismos, conquistando por medio de la conjunción de esfuerzos, no sólo su saneamiento, sino que del mismo seno de la sociedad salgan los proyectos y las ideas para que las provincias avancen, ejecutando obras y proyectos que sean el producto de las reales prioridades y necesidades de todos sus habitantes.

Si nos proponemos ir por el referido camino, lograremos Presupuestos Municipales o Nacionales que tendrán resultados muy positivos, en razón de que todos sin excepción estaremos comprometidos con las ejecuciones presupuestarias y a la vez estaremos obligados a premiar a las autoridades que nos ofrezcan la oportunidad de aportar nuestras mejores ideas para el desarrollo local y nacional,

Las metas y objetivos propuestos, las creemos factibles y realizables, dados los recursos humanos que tiene el gobierno central y los gobiernos municipales, los cuales tendrían por soporte los que están aglutinados en las distintas agrupaciones de la Sociedad Civil, dotado de una alta calificación técnica, con un espíritu de servicio probado y con un solo interés: alcanzar el Desarrollo Sostenible con justicia y paz social.

Finalizamos llamando a la reflexión a fin de que podamos corregir los graves errores que nos perjudican a todos por el igual, entendiendo, entre otras cosas, que si continuamos formulando Presupuestos Verticales, impuestos por unos pocos, la trayectoria hacia el desarrollo será lenta, unas veces avanzando y otras retrocediendo, dependiendo en muchos casos de la buena suerte o de algún funcionario bien intencionado que tenga la capacidad para escuchar la voz de la conciencia nacional.

Director General Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD) Abogado y Politólogo