Obispo dice que no pueden haber desarrollo sin educación

Por sábado 10 de diciembre, 2005

Dajabón.- El obispo de la diócesis Mao- Montecristi, monseñor Tomás Abreu Herrera, abogó porque los sectores nacionales pudientes y el Gobierno hagan aportes significativos para que se refuercen los programas de educación en las zonas urbanas y rurales. Abreu Herrera habló en esos términos al oficial una misa en la graduación de 80 estudiantes de comunidades rurales de provincias en la Frontera y la Línea Noroeste.

Se invistieron a través de las Escuelas Radiofónicas Santa María, cuya sede está en la provincia de La Vega, pero con extensiones en las diferentes provincias de la Línea Noroeste y la ciudad de Dajabón.

Doce de los estudiantes más sobresalientes recibieron medallas y pergaminos de reconocimientos fujeron entregados a maestros y maestras facilitadores.

Además de Abreu Herrera estaban Bernardo Castillo, director del Distrito Educativo 04, de la Regional 13 de la Secretaría de Educación, Miguel Rosario ostentó la representación de la gobernadora de Dajabón, Sonia Mateo, el padre Eduardo García Tamayo (Yayo), director de Radio Santa María.

Asimismo, María Ramona García, Encargada de Las Escuelas Radiofónicas para esta región fronteriza y la Línea Noroeste, Miguel Betances (Chino), director Ejecutivo del Instituto Para el Desarrollo del Noroeste, el padre Roberto Guzmán, párroco de Dajabón y Partido, el sacerdote Regino Martínez, Coordinador de Solidaridad Fronteriza.

De igual manera, los síndicos de Dajabón y Loma de Cabrera, Demetrio Senfleur y Angel María Gutiérrez, el Director de esta Radio Marién, padre Guillermo Perdomo y otros.

Las palabras de agradecimiento las pronunció la graduanda Seneyda Gómez, residente en la comunidad de El Pino, quien resaltó la importancia de las

Escuelas Radiofónicas Santa María y exhortó a los estudiantes a seguir hacia adelante para ingresar a las universidades y hacerse de una carrera.-