Obispo Mao-Montecristi pide a la SCJ actúe ante exagerados sueldos funcionarios

Por admin lunes 31 de marzo, 2008

Santiago, 31 de Marzo 2008.-Obispo emérito de la Diócesis Mao-Montecristi, monseñor Jerónimo Tomás Abréu Herrera, sugirió a las autoridades judiciales de las más altas instancias meterle mano a los astronómicos y escandalosos sueldos que devengan los funcionarios de la actual administración

El mitrado dijo que alguien de las altas instancias judiciales de la República Dominicana tiene el deber ineludible de intervenir lo más rápido posible para contrarrestar esa situación. Abréu Herrera, sostiene que esos altos sueldos que tienen los funcionarios gubernamentales hay que cortarlos de raíz.

Sostiene que ese tipo de fenómeno que se está registrando en la administración pública no puede seguir así. A su entender, tiene un sueldo tan exagerado llora ante la presencia de Dios. Reitera que eso no puede ser que se esté dando en la República Dominicana, que unos pocos funcionarios se tragan sumas millonarias, mientras miles de familias carecen de recursos económicos para resolver la más mínima de las necesidades en sus hogares.

Demanda de la autoridad Suprema del país que le meta mano a esa situación y reglamentar una forma para asignar sueldos a funcionarios gubernamentales. Pone como ejemplo que cada síndico o cada Ayuntamiento de los existentes en el país se pongan los salarios que les de la gana y no halla nadie que controle eso, la República Dominicana con sus fuentes generadoras de recursos se irían rápido y prácticamente a la bancarrota.

De igual manera, indica el religioso que si los miembros del Congreso Nacional se pone los sueldos que les de la gana, el país podría llegar a una situación insostenible. Desde hace tiempo, se viene denunciando los altos sueldos que tienen los funcionarios del Gobierno, pero que nadie ha intervenido.

Ahora ha tronado la voz del Obispo emérito de la Diócesis de Mao-Montecristi, monseñor Jerónimo Tomás Abré Herrera, al ser entrevistado sobre ese y otros temas de interés nacional.