Obras Públicas entrega estadios de béisbol

Por martes 18 de octubre, 2005

El secretario de Obras Públicas, ingeniero Freddy Pérez, entregó este martes los estadios de béisbol que fueron remodelados por la institución por un monto de 25 millones de pesos, a los fines de que este miércoles comience la temporada de pelota de invierno 2005-2006.

Los estadios remodelados son el Quisqueya en el Distrito Nacional; Julián Javier, en San Francisco de Macorís; y Tetelo Vargas, en San Pedro de Macorís.

El titular de la cartera destacó la rapidez con que se ejecutaron los trabajos de remodelación de los estadios, dando cumplimiento al interés del presidente Leonel Fernández, quien ha manifestado su compromiso con el Deporte dominicano.

El ingeniero Freddy Pérez habló en el Estadio Quisqueya, previo a la salida de un equipo de funcionarios de Obras Públicas a los demás play que fueron entregados luego de terminada su rehabilitación.

Los complejos deportivos fueron entregados a los directivos de la Liga Dominicana de Béisbol y los representantes de los equipos Tígres del Licey, Estrellas Orientales y Los Gigantes del Nordeste.

Los trabajos de rehabilitación de las instalaciones deportivas estuvieron a cargo de la empresa Consultasabienes, que preside Víctor Martínez. Los trabajos de los tres estadios incluyeron pintura de las estructuras, que abarcó las graderías y reparación del sistema eléctrico.

En el caso del play Julián Javier de San Francisco de Macorís, fue reparado el infield, debido a que no drenaba y el agua no salía cuando llovía, también se trabajó en el reacondicionamiento de las instalaciones sanitarias, oficinas y el Club House; asimismo fueron reubicadas las torres eléctricas, que han sido bloqueadas por el área del los bleacher, la cual obstruía la iluminación.

En tanto que en el de San Pedro de Macorís fueron ampliados los parqueos de los peloteros, visitantes y los destinados a los home club.

En la temporada pasada el Gobierno que preside el doctor Leonel Fernández de igual forma reacondicionó estos estadios a un costo de 30 millones de pesos, lo que demuestra que el mandatario siempre dice presente en las actividades deportivas.