Obstáculos proceso electoral haitiano ponen en duda realización comicios

Por martes 27 de diciembre, 2005

Puerto Príncipe, 27 dic (EFE).- El proceso electoral en Haití ha sufrido una serie de obstáculos que hace difícilmente imaginable la celebración de los comicios presidenciales y legislativos previstos para el próximo 8 de enero."Si ciertos problemas técnicos no son resueltos, las elecciones del próximo 8 de enero podrían ser una catástrofe", declaró recientemente el presidente del Consejo Electoral Provisional (CEP),Max Mathurin.

Desde que el 4 de abril pasado el CEP comenzó a trabajar en la organización de los comicios se han anunciado cuatro fechas para las las elecciones: 18 octubre 2005, 20 de noviembre 2005, 27 de diciembre 2005 y 8 de enero 2006.

Los cambios obedecen a las dificultades y deficiencias de las autoridades e instituciones implicadas en su preparación.

Solamente hay disponibles 2,5 millones de los de 3,5 millones de carnés electorales que la Organización de Estados Americanos (OEA) debía haber elaborado para distribuir entre la población con derecho a voto.

De esos 2,5 millones únicamente han sido recogidos medio millón por los electores en los centros abiertos a tal efecto, es decir, a doce días de los comicios, menos del 20 por ciento de la población electoral está en condiciones de votar.

Según el diario "Le Nouvelist", al ritmo actual de fabricación y distribución del carné electoral, solamente el 30 por ciento de los electores tendrá su identificación para el próximo 31 de diciembre.

Además, los centros de votación establecidos por la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH) no coinciden con la residencia de los votantes.

Las listas electorales que la OEA y la MINUSTAH han utilizado para la organización de los comicios y el posterior recuento de los votos no coinciden, según "Le Nouvelist".

El diario asegura que existe una diferencia entre ambas listas de hasta 120.000 votantes solamente en Puerto Príncipe.

Entretanto, los partidos políticos no han cesado en los últimos días de expresar sus dudas sobre la posibilidad de que los comicios se celebren en la fecha prevista.

Todos los partidos han denunciado además que hasta ahora no han recibido la parte que a cada uno le corresponde de los 55 millones de Gourdes (casi un millón y medio de dólares) prometidos por el gobierno para poder realizar sus respectivas campañas electorales.

Algunos han anunciado que no podrán enviar a sus observadores a los centros de votación el próximo 8 de enero si no reciben el dinero prometido y han advertido que de ser así no reconocerán los resultados de los comicios.

El máximo representante de la ONU en Haití, el chileno Juan Gabriel Valdés, declaró recientemente que la MINUSTAH está preparada para la celebración de las elecciones, pero admitió la posibilidad de que tengan que ser nuevamente aplazadas.

A partir de mañana miércoles, Mathurin y los nueve consejeros del CEP mantendrán una serie de reuniones con los distintos partidos políticos para analizar la crisis.

Está previsto que a final de esta semana el CEP anuncie si hay de nuevo cambio en las fechas de los comicios o se mantienen las actuales: 8 de enero para la primera ronda de las presidenciales y las legislativas, 15 de febrero para la segunda vuelta si es necesaria, y 5 de marzo para la celebración de las elecciones municipales y locales. EFE