Ocurre como se esperaba

Por Pablo Batista miércoles 14 de marzo, 2012

“Alianza en primera vuelta indignaría bases reformistas” (Rogelio Genao). Esta información fue emitida por el Secretario General del Partido Reformista Social Cristiano (P.RS.C), en El Tribunal de la tarde que se transmite por coral 39, y difundida el 27 de Septiembre del año pasado por el Nuevo Diario. Las bases reformistas votaron en su congreso ir solo en las elecciones de mayo, pero los funcionarios del gobierno encabezado por el secretario de exteriores y presidente del partido, violaron este mandato y como se esperaba, se han aliado a su nueva organización.

Como se esperaba también, la mayor parte de los reformistas no están apoyando esta decisión y se alinean con el candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (P.R.D), el Ing. Hipólito Mejía, como lo hicieron en los meses pasados Sergia Elena, Manuel de Jesús Amesquita, Pedro Bretón, Víctor Hugo Hernández y la integración de último momento de Juan Arístides Taveras Guzmán con el grupo de los 99, la integración de Héctor Rodríguez Pimentel (pacté con Hipólito para preservar al PRCS y para fortalecer la democracia) con su Corriente Balaguerista y el cuerdo por anunciarse de Amable Aristy Castro.

Se nota, se siente y se ve, que los dirigentes Balaguista que, a lo interno del partido controlan la militancia, están montándose en el tren de la victoria del candidato opositor, el candidato que mantiene las simpatías, a pesar de los cuantiosos recursos del estado que se están dispendiando, que se están mal gastando, que se están derrochando en la campaña mediática, en la compra de encuestas y en sus pretensiones de sonsacar, a ciertos dirigentes de la oposición, para tratar de cambiar la percepción de la población.

Se esperaba también que el mega gasto del gobierno y sus funcionarios en la campaña, como lo anunció en la ciudad de Nueva York el presidente de Fernández, iba ser escandaloso, recursos que después de agosto cuando entreguen el gobierno, aumentará considerablemente el déficit en nuestro presupuesto, como sucedió en el 2000 y, la capacidad de Mejía hizo posible, que el pueblo pobre de nuestro país, no fuera afectado.

El pueblo dominicano esta bien claro de producir un cambio de gobierno, de partido, pero sobre todo de políticas económicas. Políticas que vallan a favor de los más humildes, para que comiencen observar un mejor futuro, pero también para todos.

“El cambio se producirá, pero con Papá y el 16 de agosto volverá a gobernar por el bien de una población, que no soporta más de los peledeistas su corrupción”.

Pablobatista-30@hotmail.com