Ofrecen “paquetes” turísticos para protestar contra la cumbre

Por domingo 30 de octubre, 2005

Buenos Aires, 30 oct (EFE).- Los turistas que estén en Argentina durante la IV Cumbre de las Américas de los próximos 4 y 5 de noviembre podrán sumarse, gracias a la iniciativa de una ONG estadounidense, a la "contracumbre" opuesta a la reunión.

La ONG Global Exchange, con sede en Estados Unidos, ofrece a través de su página web participar en la III Cumbre de los Pueblos, impulsada por unas 500 organizaciones sociales, políticas y sindicales, que será inaugurada el martes próximo en Mar del Plata, la misma ciudad que acogerá el encuentro entre 34 presidentes -todos menos Cuba- del continente americano.

Más allá de los 140 mesas, foros y actividades culturales previstas, la mayor expectativa está puesta en una manifestación de repudio a la presencia del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que tendrá lugar el próximo viernes.

Por algo más de 1.300 dólares, la ONG da a los interesados la posibilidad de involucrarse en todas las actividades previstas en la "contracumbre", pero también de conocer de cerca, a través de lo que llaman un "reality tour", las peculiaridades de los movimientos sociales de Argentina.

Entrevistas con líderes "piqueteros", como se conoce en el país a los desocupados que cortan calles en señal de protesta; la visita a una fábrica recuperada controlada por una cooperativa de trabajadores, o la toma de contacto con la asociación de Abuelas de la Plaza de Mayo, son algunas de las etapas recogidas en la oferta a los turistas.

El particular itinerario turístico incluye, además, la opción de conversar con economistas argentinos para analizar las posibles alternativas para luchar contra la pobreza que, según los últimos datos oficiales correspondientes al primer semestre del año, afecta al 38,5 por ciento de la población urbana.

La oferta "social" de Global Exchange se funde con la cultural, puesto que la otra cara del "paquete" turístico promete espectáculos de tango, actividades culturales e incluso una visita a las famosas Cataratas de Iguazú, en el norte del país.

"Visite Argentina después del colapso de las políticas neoliberales", dice en su página web la ONG, que se define como una organización de derechos humanos que tiende puentes entre los pueblos de distintas regiones del mundo.

En los dos últimos años han sido muchas las iniciativas gracias a las cuales algunos extranjeros, principalmente jóvenes, han compartido experiencias con los movimientos argentinos de desocupados durante una temporada.