Olvidar a Duarte es la abolición de la patria

Por Carlos Luis Baron lunes 30 de enero, 2012

Los valores nacionales tienen gran importancia yaque son un conjunto de preceptos que deben ser respetados por todos loshabitantes de una nación determinada. Duarte es un valor nacional,al igual que la bandera, el escudo o su territorio deben ser respetados yaún a los 199 años de su muerte sus principios tienen que ser multiplicados.

El principal motivo que lleva a un pueblo a enajenar susvalores nacionales es, precisamente, hacer que esanación olvide sus grandes hombres. Pero tenemos que recordar a aquéllos quetienen el mandato de administrar nuestro Estado y nuestra nación, quepodrás existir una nación sin Estado, pero jamás podrás existir un Estadosin nación. Los valores nacionales deben y tienen que ser respetados y preservados por la propia existencia del Estado mismo.

La in-conducta patriótica del principal poder del Estado de OLVIDAR el nacimiento de nuestro Padre de la Patria es algo que quienescribe lo venía venir desde aquel momento en que la nación permitió queun supuesto gran nacionalista………….., que se ampara en ese Congreso Nacional,presentara y se les aprobara una ley que mueve las fechaspatrias, promovidas o llevadas al calendario a los extremos de la semana, todo para que el ciudadano haga los famosospuentes, que olviden las fechas patrias y los valores culturales deidentidad nacional, y que se beneficien los grandes hoteleros,…………Lopeor es el merito que los medios de comunicación les despliegan a esos pseudosnacionalistas, que ofenden no sólo a Duarte, sino a todos aquéllosque se inmolaron y dieron su vida y sus bienes a la causa de la Patria. Me hubiesegustado que esos falsos nacionalistas les tocara proponerles esos cambios defechas patrias a una nación como la del Norte México, Venezuela y la máspróxima como Haití que hace tiempo dejo de ser Estado, pero sigue siendo unagran nación para que sepa cómo se respeta un pueblo. Elpueblo no se dio cuenta que se movió todo lo que significa valores patrios ytradición de un pueblo, pero no se atrevieron a cambiar las fechas de lasiglesias.

DUARTE tiene más importancia que la que tienen los partidos de fútbol y los partidos políticos de hoy, no se me ocurre nada más.

Sólo me resta pedir disculpas a los que no comulgan con mi opinión que no tieneotro finalidad que la de expresar lo que siento.

Médico cirujano general, ayudantedel Departamento de Cirugía General Hospital Taiwán de Azua, RepúblicaDominicana. Licda. en Derecho de la Universidad Autónomade Santo Domingo (UASD), magister en Derecho y Relaciones Internacionales, dela misma universidad, diplomado en Derecho Internacional Humanitario, Derecho Notarial, DerechoProcesal Penal, diversos estudios en el ámbito internacional sobre la paz ymanejo de conflictos. Coordinadora del bloque de organizaciones comunitariasdel sector de Herrera, municipio Santo Domingo Oeste, actualmente forma parte de las ternas para escoger el suplenteal Defensor del Pueblo.