ONU califica de “precaria” y “preocupante” situación D.Humanos

Por martes 13 de diciembre, 2005

Guatemala, 13 dic (EFE).- El jefe de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (OACNUDH), el sueco Anders Kompass, calificó hoy de "precaria" y "preocupante" la situación de estas garantías en Guatemala. Durante una reunión con corresponsales extranjeros, el diplomático expresó su escepticismo sobre la situación de los derechos humanos en el país, un año después de la salida de la Misión de la ONU (MINUGUA), que verificó el cumplimiento de los acuerdos de paz firmados en 1996 entre el Gobierno y la guerrilla.

"Es un llamado de alerta porque la situación puede empeorar, la democracia se tiene que trabajar todos los días, hay que invertir o si no se pierde", dijo.

Según Kompass, lo conseguido en derechos humanos tras la firma de los acuerdos el 29 de diciembre de 1996, "no es capaz de responder a los desafíos más visibles". La situación es "precaria" y "preocupante", enfatizó.

Kompass reconoció que persiste la discriminación racial contra la población indígena, la marginación de las mujeres, el desempleo y la exclusión social de los pobres.

Señaló que en un Estado incompetente, sin instituciones fuertes, "el crimen organizado necesita penetrar para sobrevivir y controlar lo poco que hay de ese Estado, como el sistema de justicia, la policía y el ejército".

En su opinión, el "pequeño crimen (pandillas juveniles o maras) es lo que más afecta a la gente común", por lo que recomendó trabajar por ese sector marginal, excluido y estigmatizado.

Kompass demandó una mayor voluntad política del Ejecutivo para avanzar en el respeto de los derechos humanos en Guatemala.

"Lamentablemente" en las políticas de los gobiernos de Guatemala y El Salvador no se ve voluntad para cumplir los acuerdos de paz firmados tras la finalización de los conflictos bélicos en ambos países, subrayó.

Señaló que existe debilidad de las instituciones democráticas, sobre todo de la policía y el sistema de justicia.

En su opinión, "lo más peligroso que puede haber para un país es una masa de jóvenes y adolescentes sin un futuro garantizado, ya lo acabamos de ver en París -con los recientes disturbios en zonas pobres de la capital francesa-".

El mandato de la OACNUDH en Guatemala es asesorar a las autoridades guatemaltecas en la formulación y aplicación de políticas, programas y medidas que promuevan y protejan los derechos humanos.

La permanencia en Guatemala del organismo, que se creó en julio pasado, es por un periodo de tres años prorrogables a solicitud del gobierno guatemalteco y deberá presentar un informe cada año sobre la situación de los derechos humanos en el país centroamericanos.