ONU insta gobiernos a desmantelar cárceles secretas

Por miércoles 7 de diciembre, 2005

Naciones Unidas, (EFE).- La Organización de Naciones Unidas denunció hoy la existencia de casos de torturas en la guerra contra el terrorismo y exhortó a los gobiernos a cerrar las cárceles secretas donde se mantiene incomunicados a los detenidos.

La denuncia fue formulada en Nueva York por la Alta Comisaria para los Derechos Humanos de la ONU, Louise Arbour, quien lamentó que el principio de la prohibición de la tortura se esté convirtiendo en una víctima más de la guerra contra los terroristas.

"Lograr la seguridad a toda costa puede crear un mundo que sea más inseguro y menos libre. Este es el caso si las opciones son entre los terroristas y la tortura", indicó Arbour en una rueda de prensa con motivo de la celebración, el próximo sábado, del Día de los Derechos Humanos.

La Alta Comisaria denunció prácticas como el establecimiento de centros de detención secretos y la petición de "garantías diplomáticas" a los países en donde son transferidos los sospechosos de terrorismo.

"Instó a todos los gobiernos a reafirmar su compromiso con la prohibición total de la tortura", indicó.

Esto se traduce, agregó, en condenar la tortura y el trato vejatorio como práctica para obtener información en los interrogatorios, evitar transferir a detenidos a países donde se aplica la tortura, desmantelar las cárceles secretas y permitir a los presos el acceso al mundo exterior.

También exhortó a los países a ratificar la Convención de la Tortura, aprobada por la Asamblea General de la ONU en 1984, así como el protocolo adicional, que establece un mecanismo de control para evitar esta práctica.

——————