ONU negoció con rebeldes haitianos según miembro Comisión Desarme

Por lunes 29 de agosto, 2005

Puerto Príncipe, 29 ago (EFE).- Una de las integrantes de la Comisión Nacional de Desarme de Haití, Ketly Julien, dijo hoy que miembros de la ONU se reunieron con rebeldes haitianos para negociar la seguridad durante las elecciones generales del próximo noviembre.

Julien, quien participó en la reunión como directora del Instituto de Educación Demográfica, informó hoy a la prensa local de que al encuentro, mantenido la semana pasada, acudieron 53 ex soldados fichados por la Policía como criminales o terroristas e integrantes del Programa de Desarme, Desmovilización y Reinserción de la ONU.

Según la fuente, los rebeldes acudieron desde distintos pueblos y barrios pobres de Haití en tanques de la ONU, que los llevaron hasta Fort National, en Puerto Príncipe, donde se llevó a cabo la reunión.

"La arrogante actitud de los bandidos condicionando la entrega de las armas al regreso de (ex presidente Jean Bertrand) Aristide y la liberación de los prisioneros políticos, me chocó mucho con las amigables relaciones que tenían con los soldados brasileños", aseguró.

Anunció que próximamente publicarán el informe de la Comisión Nacional de Desarme sobre la reunión.

"Los actos individuales realizados por la Policía no pueden tomar ventaja al Programa de Programa de Desarme, Desmovilización y Reinserción de la ONU y no los apoyaremos", dijo Julien en nombre de la Comisión.

Agregó que la reunión se dio con el consentimiento de la Policía.

La reunión, dijo, no ha preocupado a la clase política del país, que mayoritariamente considera que "la ONU tiene que negociar hasta con el demonio para garantizar el éxito de las elecciones en noviembre".

La declaraciones de Julien se produjeron el mismo día en que el secretario general del Consejo Electoral, Rosmond Pradel, anunció que el calendario electoral no sufrirá modificaciones y que las elecciones presidenciales se llevarán a cabo el 20 de noviembre.

La ONU tiene ahora ochenta días para garantizar la seguridad durante los comicios y crear un clima idóneo para que los electores se sientan seguros cuando acudan a las urnas. EFE