ONU repatría cadáver del octavo casco azul muerto en Haití

Por viernes 28 de octubre, 2005

Puerto Príncipe,(EFE).- La Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (MINUSTAH) repatrió hoy el cadáver de unos de sus soldados, el jordano Muhamad Khalaf, que murió de un disparo en un operativo para liberar a una mujer secuestrada.

Khalaf murió el pasado 24 de octubre en un hospital de la República Dominicana, donde había sido trasladado en estado grave tras ser herido dos días antes en el barrio de Cité Soleil de Puerto Príncipe.

El comandante en jefe de las tropas de la MINUSTAH, el general brasileño Urano Teixeira Da Matta, y el representante especial del secretario general de la ONU en Haití, el chileno Juan Gabriel Valdés, expresaron sus condolencias a la familia de la víctima y a los integrantes del batallón jordano.

Con la muerte del soldado jordano, la MINUSTAH ha sufrido ocho bajas -seis militares, un policía de la ONU en Haití (UNPOL) y un civil haitiano- desde que se formó en 2004.

La primera víctima mortal que sufrió la misión se produjo el pasado febrero cuando el soldado nepalí Shyam Bahadur Katuwal, de 24 años, pereció víctima de una enfermedad en el departamento de Plateau Central, donde están desplegados los 749 militares nepalíes de la MINUSTAH.

En marzo pasado murieron otros tres integrantes de la misión durante sendas operaciones militares para liberar dos comisarías en Petit Goave (oeste) y Terre Rouge (centro) que habían sido tomadas por miembros del disuelto ejército haitiano.

En el operativo de Petit Goave, las víctimas mortales fueron dos soldados del contingente de Sri Lanka, mientras que en Terre Rouge un segundo casco azul nepalí fue abatido a tiros.

Durante esas operaciones otros cuatro cascos azules sufrieron heridas de distinta consideración.

El pasado 3 de mayo perdió la vida el casco azul uruguayo Leandro Acosta en un accidente en la localidad de St. Louis, a 20 kilómetros de Des Cayes, en el sur del país.

La MINUSTAH tiene actualmente desplegados en Haití 6.264 soldados, 1.401 policías integrados en la UNPOL, 433 trabajadores civiles internacionales, 451 trabajadores civiles haitianos y 142 voluntarios de la ONU.

Los países que actualmente tienen desplegados cascos azules en Haití son Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Croacia, Ecuador, España, EEUU, Francia, Guatemala, Jordania, Malasia, Marruecos, Nepal, Paraguay, Perú, Filipinas, Sri Lanka y Uruguay.

Los países que aportan policías a la UNPOL son Argentina, Benin, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Burkina Faso, Camerún, Canadá, Chile, China, Egipto, El Salvador, España, EEUU, Francia, Ghana, Guinea, Jordania, Mali, Mauricio, Nepal, Níger, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Rumanía, Senegal, Sierra Leona, Sri Lanka, Chad, Togo, Turquía, Uruguay, Yemen y Zambia.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tiene aprobado un presupuesto total de 494,89 millones de dólares para el período comprendido entre el 1 de julio de 2005 y 30 de junio del 2006. EFE