ONU sugiere a UE y EEUU que en vez de discutir, den más ayuda

Por viernes 16 de diciembre, 2005

Hong Kong, 16 dic (EFE).- El Programa Mundial de Alimentos (PMA) sugirió hoy a la Unión Europea (UE) y a EEUU que pongan a un lado su enfrentamiento por la forma en que cada uno de ellos otorga la ayuda alimentaria e incrementen sus esfuerzos en favor de los más pobres. "Necesitamos más alimentos y más dinero", afirmó hoy en conferencia de prensa John Powell, subdirector de Comunicaciones de esa agencia dependiente de Naciones Unidas.

Desde que empezó el lunes en Hong Kong la conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), la UE y EEUU han estado enfrentados por las diferentes formas en que cada uno de ellos concede ayuda alimentaria a los países pobres en situación de emergencia.

Los comunitarios acusan a Washington de conceder una ayuda alimentaria que encubre subvenciones a sus agricultores, mientras que los estadounidenses critican que Bruselas no sólo ha reducido ese tipo de asistencia, sino que al ser dinero al contado para la adquisición de alimentos en los mercados locales, provoca la subida de los precios y más pobreza.

Llegar a un acuerdo sobre ese controvertido asunto, permitiría desbloquear las negociaciones agrícolas que los 150 países de la OMC llevan a cabo esta semana en Hong Kong y que se consideran la llave para un acuerdo global para otros asuntos como bienes industriales y servicios.

Además, Powell pidió que el eventual acuerdo que pudiera salir de la conferencia ministerial de Hong Kong en ese aspecto tan polémico no limite la capacidad del Programa para suministrar ayuda alimentaria a los países más pobres.

"El PMA está a favor de la reforma del comercio, ya que es la llave para el desarrollo futuro de los países pobres", añadió.

Consideró que "es importante que la capacidad de la ONU para llevar a cabo su tarea no se vea mermada por lo acordado en esta ronda de negociaciones" comerciales.

El hambre, según la ONU, es la principal causa de muertes del mundo, por encima de enfermedades pandémicas como el sida y la malaria en conjunto, pues cada día 25.000 personas fallecen por falta de alimentos y por enfermedades que se podrían prevenir.

"El objetivo debe ser ayudar a más pueblos a enriquecerse y durante el mayor tiempo posible", dijo Powell sobre las metas a lograr por la conferencia ministerial de la OMC, que se celebra en esta capital asiática hasta el 18 de diciembre.

El PMA destina la mayor parte de sus presupuestos al suministro de alimentos a las poblaciones más desfavorecidas y sus principales donantes son la UE y EEUU, a los que Powell agradeció su contribución.

Precisó que la ayuda alimentaria representa a nivel global el 0,3 por ciento de la producción mundial de alimentos, por lo que consideró que la discusión entre las dos potencias era "como llegar a la playa y fijarse sólo en un grano de arena".

El directivo del PMA explicó que en una operación esa agencia destina el 40 por ciento de sus fondos a la adquisición de los alimentos en sí mismos, mientras que el 60 por ciento restante se emplea en conseguir esa ayuda.

De manera gráfica subrayó que "se paga 1,5 dólares por cada dólar de alimentos que se transportan".

Powell se pronunció también respecto al polémico anuncio aparecido esta semana en un diario financiero británico en el que el PMA se preguntaba si se podía permitir que "los negociadores de la OMC quiten el alimento de las bocas" de cuatro niños africanos, que aparecían comiendo.

El anuncio provocó el enfado del comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, quien consideró que suponía una toma de posición a favor de los subsidios agrícolas de EEUU disfrazados como humanitarios.

El representante del PMA defendió la publicación del polémico anuncio por el que dijo que el diario no les había cobrado "ni un centavo" del presupuesto de las ONU.

"La gran crisis es que no hay manera de generar interés", aseguró el funcionario internacional.