Ophelia pierde intensidad pero podría ser huracán de nuevo

Por lunes 12 de septiembre, 2005

Miami (EEUU), (EFE).- El huracán Ophelia perdió intensidad hoy y se transformó en una tormenta tropical frente a las costas de Carolina del Norte y del Sur (EEUU), pero tiene potencial para fortalecerse el martes y convertirse nuevamente en huracán.

Los vientos máximos sostenidos de Ophelia bajaron a 112 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU, con sede en Miami, en su boletín de las 21.00 GMT de hoy.

Está vigente un "aviso" de tormenta tropical (paso en 24 horas) y una "vigilancia" de huracán (36 horas) para Edisto Beach, en Carolina del Sur, hasta cabo Lookout, en Carolina del Norte.

De acuerdo con proyecciones por computadora de su trayectoria, Ophelia estaría impactando algún lugar de Carolina del Norte el miércoles en la tarde como un huracán de categoría uno, la mínima en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de cinco.

Sus bandas exteriores ya están afectando a la costa del área que está bajo "aviso" de tormenta tropical y el CNH advirtió que el sistema ocasionará peligroso oleaje, torrenciales lluvias e inundaciones.

Se esperan fuertes precipitaciones en zonas del este de Carolina del Norte y en la costa norte de Carolina del Sur durante los próximos dos días.

El vórtice de Ophelia estaba cerca de la latitud 31,8 norte y de la longitud 77,4 oeste, a unos 265 kilómetros al este-sureste de Charleston, en Carolina del Sur, y a 418 kilómetros al sur-suroeste del cabo Hatteras, en Carolina del Norte.

Se desplazaba hacia el noroeste a cuatro kilómetros por hora y se espera que gire gradualmente hacia el norte en las próximas 24 horas.

Ophelia es el séptimo huracán de la activa temporada de huracanes del Atlántico norte de este año, en la que se han formado quince tormentas tropicales y otros seis huracanes: Dennis, Emily, Irene, Katrina, María y Nate.

Dennis y Emily alcanzaron la categoría cuatro de la escala Saffir Simpson (más de 210 kilómetros por hora) y Katrina la cinco y máxima (más de 250).

Katrina arrasó el pasado 29 de agosto los estados de Luisiana, Misisipi y Alabama, en el sur de EEUU, además de afectar cuatro días antes a Florida y ocasionado cientos de muertos y grandes pérdidas económicas. EFE