Ophelia se transforma en séptimo huracán de temporada atlántica

Por jueves 8 de septiembre, 2005

Miami (EEUU), (EFE).- La tormenta Ophelia se transformó en un huracán que se mantiene muy cerca de la costa este de Florida (EEUU), mientras que Nate seguía alejándose de Bermudas y María avanzaba hacia el sureste de cabo Race, Terranova.

Los vientos máximos sostenidos de Ophelia aumentaron a 120 kilómetros por hora por lo que está calificada como un huracán de categoría uno, la mínima en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de cinco.

Ophelia es el séptimo huracán de la activa temporada de ciclones en el Atlántico norte y se formó un día después de que la tormenta Nate también se convirtiera en un huracán de categoría uno.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU, con sede en Miami, ha extendido el aviso de tormenta tropical al sur de la ensenada de Sebastián y ahora está vigente desde esa área al norte de Flager Beach, en la costa centro este de Florida.

Una vigilancia de tormenta tropical también está vigente para la costa noreste de Florida desde el norte de Flager Beach hasta Fernandina Beach.

Un aviso de tormenta tropical significa que se espera el paso de ese sistema en un periodo de 24 horas y con una vigilancia en 36 horas.

En cuanto a la posible trayectoria del huracán, las proyecciones de computadora indican al menos tres posibilidades.

La primera de ellas señala que el ciclón girará hacia el Atlántico el próximo sábado alejándose de la costa, sin impactar directamente en áreas pobladas. Sus bandas laterales sólo causarían lluvias en el centro y noreste de Florida.

El segundo pronóstico muestra a Ophelia acercándose a tierra y tal vez impactando en el norte de Florida, sureste de Georgia o el sur de Carolina del Sur, mientras que un tercero vaticina un giro gradual hacia el noreste hacia aguas abiertas.

El CNH indicó que a las 21.00 horas GMT de hoy Ophelia está casi estacionada frente a la costa del noreste de Florida, donde, para los meteorólogos, existe la amenaza de que las cálidas aguas de la zona le sirvan de "combustible" para que se fortalezca aún más.

A esa hora estaba localizada cerca de la latitud 28,6 norte y longitud 79,5 oeste, a 112 kilómetros al este-noreste de Cabo Cañaveral, Florida.

Mientras, el huracán Nate seguía alejándose del archipiélago británico de las Bermudas y dirigiéndose hacia el noreste del Atlántico a un ritmo más acelerado.

Un aviso de tormenta tropical para Bermudas ha sido suspendido.

El ojo de Nate estaba cerca de la latitud 31,8 norte y longitud 62 oeste, a 270 kilómetros al este de Bermudas.

Se desplazaba hacia el noreste a 26 kilómetros por hora y se espera que continúe con este movimiento en las próximas 24 horas.

Sus vientos máximos sostenidos son de 140 kilómetros por hora por lo que se mantiene como un huracán de categoría uno.

Entretanto, el huracán María continúa desplazándose hacia el norte del océano Atlántico con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora. Se pronostica su desaparición mañana, viernes, o el sábado.

El ojo del huracán estaba localizado cerca de la latitud 39,5 norte y de la longitud 46,8 oeste, a unos 950 kilómetros al sureste de Cabo Race, en Terranova, y a 1.720 kilómetros al oeste-noroeste de las islas portuguesas de Azores.

En la actual temporada de huracanes del Atlántico Norte se han formado quince tormentas tropicales y siete huracanes: Dennis, Emily, Irene, Katrina, María, Nate y Ophelia.

Dennis y Emily alcanzaron la categoría cuatro, y cinco Katrina, que arrasó la semana pasada con los estados sureños de EEUU, de Luisiana, Misisipi y Alabama. EFE