Opositores a Lula analizan destitución o adelanto de elecciones

Por Francisca Sanchez domingo 14 de agosto, 2005

Por Eduardo Davis

Brasilia, (EFE).- La oposición brasileña estrecha el cerco en torno al presidente Luiz Inácio Lula da Silva y ratificó hoy que analiza un proceso de destitución o un adelanto de elecciones, como salidas a la grave crisis abierta por asuntos de corrupción.

La posibilidad de un juicio político con fines de destitución ha resurgido con fuerza esta semana, después de revelaciones que dejan a Lula muy cerca del ojo del huracán, pese a que no existen pruebas que lo incriminen directamente en corruptelas.

"Nadie quiere llegar a aplicar el remedio extremo del juicio con fines de destitución, pero, infelizmente, si hay que llegar a eso la oposición tendrá responsabilidad para hacerlo", dijo el presidente del Partido Popular Socialista, Roberto Freire.

Esta semana, la posición de Lula se ha debilitado después de que el publicista Duda Mendonca, que dirigió su campaña y las de otros candidatos del Partido de los Trabajadores (PT) en 2002, confesó que parte del pago por esos trabajos le fue depositado en una cuenta abierta para ese fin en el "paraíso fiscal" de las islas Bahamas.

El viernes, poco antes de que Lula se dijera "traicionado por prácticas inaceptables", insinuara un pedido de disculpas al país y reafirmase su decisión de castigar a los culpables, surgieron otros elementos comprometedores.

El presidente del Partido Liberal (PL), Valdemar Costa Neto, reveló que esa formación, a la que pertenece el vicepresidente José Alencar, entró en la fórmula que ganó las presidenciales de 2002 sólo porque el PT ofreció diez millones de reales (4,5 millones de dólares).

Las declaraciones de Mendonca y Costa Neto desviaron el foco de la crisis, centrada hasta ahora en supuestos sobornos pagados por el PT a parlamentarios y en financiación ilegal de partidos, hacia la campaña electoral de Lula.

El presidente de la Orden de Abogados, Roberto Busato, admitió que existen condiciones que pueden llevar a un juicio contra el presidente, aunque aclaró que ello sería un asunto más político que jurídico.

"Un proceso de destitución depende en buena medida del clamor social", consideró Busato, sin restar importancia a los testimonios que señalan alguna responsabilidad del presidente.

El Partido Popular Socialista establecerá contactos con los partidos Democrático Laborista y Verde para analizar un posible pedido de juicio político.

En esa dirección ya se mueven el Partido de la Social Democracia Brasileña y el derechista Frente Liberal, que han iniciado consultas a fin de establecer las supuestas bases legales y los mecanismos más ágiles para activar un proceso de destitución.

A esa alternativa barajada por la oposición de centro derecha le salió al paso una propuesta de la izquierda marxista, también en la oposición, que pretende adelantar la elección prevista para octubre de 2006.

La senadora Heloísa Helena de Lima, quien fue expulsada del PT hace dos años por sus críticas a Lula y fundó luego al Partido Socialismo y Libertad, dijo que esa formación propondrá adelantar las presidenciales.

En la línea de sucesión del jefe de Estado, ante una destitución, siguen el vicepresidente o en su defecto el presidente de la Cámara de Diputados. En el último caso, en un plazo de 60 días el Congreso debe elegir un nuevo presidente que complete el mandato.

Pero según Heloísa Helena, el vicepresidente Alencar "está bajo sospecha, como Lula; el partido del presidente de la Cámara Baja, Severino Cavalcanti, está implicado en los sobornos, y el Congreso en pleno no tiene legitimidad hoy para elegir un presidente".

Por ello, sostiene que el adelanto de las elecciones debe ser sometido a referendo, aprovechando una consulta popular sobre la venta de armas que será realizada en octubre próximo.

En el PT, el posible juicio político contra Lula, calificado antes simplemente de "golpismo", ahora inspira temores.

"La destitución no es sólo una bandera de la oposición, sino una posibilidad constitucional que depende de pruebas concretas", dijo el nuevo secretario general del PT, Ricardo Berzoini.

También admitiendo la hipótesis, el presidente del PT, Tarso Genro, anunció el viernes que el partido "se movilizará en defensa del mandato del presidente". EFE