Opositores democristianos aceptan diálogo tras boicotear comicios

Por miércoles 7 de diciembre, 2005

Caracas, 7 dic (EFE).- El partido democristiano venezolano Copei fue el primero en aceptar hoy el llamamiento al diálogo del Gobierno y los observadores electorales internacionales, luego que la oposición decidiera boicotear los comicios del pasado domingo.

"Un nuevo consenso sólo será posible con un diálogo sincero y honesto de las partes (…); necesitamos las condiciones mínimas para que este diálogo se haga eficaz", dijo a los periodistas Luis Barragán, dirigente del Copei, al aceptar ese llamamiento.

Barragán añadió que es necesario establecer una agenda "convincente para el diálogo y encontrar garantías de sinceridad de parte del Gobierno" del presidente Hugo Chávez.

Copei y otros cuatro partidos opositores a Chávez boicotearon las elecciones parlamentarias del pasado domingo, al retirar sus candidatos pocos días antes de su celebración.

Antes de que se anunciase la retirada opositora, las encuestas vaticinaban que los candidatos del Gobierno obtendrían en torno a 130 de los 167 escaños de la unicameral Asamblea Nacional (AN).

Con la postura opositora de excluirse a sí misma del proceso electoral, el oficialismo ganó la totalidad de los 167 escaños, así como los cinco para el Parlamento Andino y los doce para el Parlamento Latinoamericano que se disputaron.

En la jornada electoral destacó la abstención, que según cifras oficiales preliminares llegó al 75 por ciento de los 14,4 millones de votantes habilitados, lo que confirma la necesidad de diálogo, según sendos informes preliminares de los observadores de la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Los informes de ambas instancias continentales confirmaron "la necesidad que tiene la democracia venezolana de que se establezca una agenda convincente para el diálogo, con la condición básica de que el Gobierno de garantías de sinceridad", añadió Barragán.

Un día después de los comicios, el vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, invitó a la oposición a "recomponer la mesa de diálogo a la luz de la nueva realidad, y lo propio hizo el ministro de Relaciones Exteriores, Alí Rodríguez.

William Lara, dirigente del partido Movimiento V República (MVR) que lidera Chávez, señaló hoy que su agrupación "está de puertas abiertas al diálogo", con la única condición de que se respete la Constitución.

"Dentro de la Constitución, todo; fuera de la Constitución, nada", dijo y llamó "a rectificar" a los dirigentes opositores que "se han colocado al margen de la Constitución".

Lara también criticó que la OEA y la UE expresaran en sus informes la "pretensión de darle consejos al pueblo venezolano de cómo ejercer su soberanía", especialmente al sugerir que el Consejo Nacional Electoral (CNE) está alineado a favor de Chávez, según la oposición. EFE