Padre Regino denuncia militares tienen negocio de cruce de mercancías y personas en la frontera

Por viernes 11 de abril, 2008

El director de la Oficina de Solidaridad Fronteriza denunció que los militares de puesto en la zona fronteriza y el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (CESFRON) tienen un negocio con el cruce de mercancías y de personas de República Dominicana hacia Haití, y viceversa.

El sacerdote Regino Martínez manifestó que “siempre es un negocio de los militares y del CESFRON el cruce de mercancía ilegal y de personas, eso es permitido de allá para acá, y de aquí para allá, el control militar en la frontera es irracional, se mantiene el trafico”.

Dijo que el CESFRON reprime a la población y está constituido por militares corruptos, al ser consultado por EL NUEVO DIARIO.

Enfatizó que el CESFRON no ha aportado nada en el control del cruce fronterizo, que en esa labor deben ser puestas personas especializadas que cumplan con su misión.

Igualmente, el sacerdote manifestó que la situación en la parte norte, tanto en Dajabón como en Juana Méndez, se mantiene normal, pero llamó a las autoridades haitianas y dominicanas a buscar una rápida salida para el restablecimiento de la exportación de pollos y huevos hacia Haití, que a su juicio está creando un gran problema a los dos países.

Dijo que hace falta que las autoridades nacionales presenten un documento de un organismo internacional confiable que certifique la no existencia de la gripe aviar, observando que hasta el momento se han producido declaraciones señalando que no existe esa enfermedad.

“Fíjate, hasta ahora el proceso se está manteniendo normal en la frontera norte, tanto en Dajabón como en Juana Méndez, donde por la noche hay cierta actividad, se prenden gomas y se tiran botellas y cristales a las calles, para amedrentar a la gente”, declaró.

Pero en la noche, en Juana Méndez no ha habido gran incidencia, el mercado se ha desarrollado normalmente, no ha habido inconveniente, los haitianos compran y venden de manera normal, expresó.

Sin embargo, expuso que la gravedad del asunto radica en que las autoridades dominicanas y haitianas no han tomado en serio la situación fronteriza, la que se vive en los dos países, que es la prohibición de la venta de huevos y pollos, “no ha habido una salida que tranquilice el mercado de esos productos”.

“No hay ninguna declaración firmada por el control aviar internacional que diga que no hay problema”, observó Regino Martínez.

El director de la Oficina de Solidaridad Fronteriza enfatizó que hasta que no se produzca esa declaración, la situación estará afectando grandemente al pueblo haitiano, que come muchos pollos y huevos que son productos baratos y alimenticios, y que se mantiene del transporte de esos productos.

Dijo que la República Dominicana también ha sido afectada por esa prohibición, porque muchos granjeros han tenido que despedir a sus empleados, y que los gobiernos de las naciones fronterizas no han tomado en serio esa situación.

Formuló un llamado a los gobiernos haitiano y dominicano que tomen en cuenta esta situación, porque “la prohibición de pollos y huevos está afectando a los productores. En Juana Méndez han muerto dos niños de hambre, están comiendo galleta de arcilla, con cloro y aceite, es una situación que puede explotar a la larga”.

“Esa situación que va acumulando tensión, poco a poco va a explotar y sólo se puede evitar buscando alternativa de legalidad”, expresó.

“La solución inmediata puede ser, que se reinicie de inmediato la venta de pollos y huevos, el restablecimiento de las exportaciones de huevos y pollos, República Dominicana tiene que luchar por eso y sacar ese documento…eso hay que resolverlo cuanto antes”, enfatizó.