Países ponderan posición RD en cumbre de la OMC

Por jueves 15 de diciembre, 2005

SANTO DOMINGO.-La Posición de República Dominicana ante la VI Cumbre Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC).fue ampliamente aplaudida y calificada de positiva por todas las delegaciones de los 151 países representados en el cónclave que se realiza en Hong Kong. Los planteamientos de la Misión Dominicana, expuestos por el secretario de Agricultura, Amícar Romero, jefe de la delegación, causó una gran impresión entre el auditorio de la cumbre ministerial .

Romero tocó los principales asuntos de interés para los países en desarrollo frente a las negociaciones de acceso a los mercados, ayuda doméstica y el subsidio a las exportaciones de productos agrícolas.

La delegación criolla ha desarrollado intensas jornadas de trabajo la durante las negociaciones que lleva la reunión ministerial que se realiza del 13 al l8 de este mes.

El secretario Romero dijo que la República Dominicana está dispuesta a seguir trabajando para lograr un sistema multilateral equilibrado, a través del cual se logre una mayor liberalización del comercio.

El discurso pronunciado por Romero fue ponderado por los delegados de los países presentes en la cumbre de la OMC, quienes calificaron de positiva la exposición del jefe de la misión oficial de República Dominicana al cónclave internacional.

Al término de su exposición, el secretario Romero fue felicitado por cada una de las delegaciones de los más de 50 países que participan en la reunión ministerial.

Sostuvo que la liberalización no debe verse como un fin en si mismo, sino como un medio para lograr un mayor desarrollo de más pobres y un mejoramiento en el nivel de vida de sus habitantes.

Expuso que “esta ronda del desarrollo es la oportunidad que tenemos para lograrlo, y esperamos que realmente esta vez se cumplan las promesas dadas a los países en desarrollo y pongan, de una vez y por todas, en el centro de estas discusiones, los temas que son de nuestros mayor interés”.

“Propugnamos por el establecimiento de un mecanismo de salvaguardia especial para uso exclusivo de los países en desarrollo, que deberá proteger la producción nacional de importaciones subsidiadas y de caídas precipitadas en los precios internacionales”, adujo Romero.

Indicó que estos mecanismos de defensa deberán ser establecidos y permanecer en ejecución mientras sigan existiendo las actuales distorsiones que afectan al comercio agrícola internacional.

Advirtió que República Dominicana no podrá unirse a un consenso, en caso de que estos elementos no queden bien definidos dentro de las modalidades de negociaciones de la agricultura.

Romero dijo que la fórmula de reducción arancelaria que se acuerde para los países en desarrollo deberá ser parte integrante de las modalidades a convenirse en el marco de la VI Cumbre Ministerial de la Organización Mundial de Comercio.

OTRAS NEGOCIACIONES

El Secretario Romero dijo que con relación a las negociaciones sobre el acceso a los mercados de los productos no agrícolas, el trato especial y diferido es vital para la República Dominicana, la cual deberá ser parte integrante de las modalidades a convenirse.

“En este sentido, consideramos que se debe dar fiel cumplimiento al mandato de los ministros en Doha para que se tome en cuenta el artículo 28 bis de GATT de 1994, en el que se establece la no reciprocidad plena para los países en desarrollo y las disposiciones que establece el párrafo 50 de la declaración de Doha”, señaló Romero.

Consideró, asimismo, que se debe ofrecer las flexibilidades necesarias a los países en desarrollo, cómo establecer un porcentaje de líneas arancelarias que no estén sujetas a reducciones adicionales, así como convenir una fórmula de reducción que tome en cuenta las necesidades e intereses de estos países.

“Entendemos, además, que las iniciativas sectoriales no deberán tener un carácter obligatorio para los países en desarrollo. Deseamos resultados con reducciones arancelarias adecuadas que no implique compromisos insostenibles en productos estratégicos para el desarrollo económico, que tome en cuenta el trato especial y diferenciado”, adujo Romero.

Afirmó que la República Dominicana sólo podría aceptar reducciones arancelarias ajustadas a la capacidad real de sostenimiento de las reformas que aplica en las actuales circunstancias.

Con relación al tema de facilitación del comercio, Romero saludó los progresos que se han registrado en las negociaciones, y dijo esperar que los resultados lleguen a significar una transformación profunda de nuestra forma de operar en el comercio internacional y, sobre todo, de las instituciones fundamentales ligadas al comercio exterior.

“Debemos destacar que tanto en agricultura como en el área de acceso a mercados para productos no agrícolas, la República Dominicana ha presentados sendas propuestas de negociación junto al grupo de economía pequeñas”, señaló Romero.

Enfatizó que para ambas áreas se ha identificado que aquellos paìses que tengan hasta un 0.10 por ciento de participación en el comercio mundial de mercancías, sólo realizarán reducciones de un mínimo de 10 por ciento de un máximo de 15 por ciento por línea arancelaria.

PROGRAMA DE TRABAJO

El Secretario de Agricultura dijo que para República Dominicana el programa de trabajo para las economías pequeñas, y la plena solución de sus problemas, supone una prioridad en estas negociaciones, y se espera que la conferencia ministerial dé el impulso necesario para continuar con el referido programa de trabajo y lograr las soluciones deseadas lo antes posible.

Dijo que con respecto a las negociaciones de servicios, este es el sector de mayor importancia para la economía de la República Dominicana, ya que aporta más de un 50 por ciento al PIB y es una fuente importante de generación de divisas y de empleo.

El secretario Romero dijo que la apertura que ha realizado la República Dominicana de manera autónoma ha generado un gran crecimiento, sobre todo, en los servicios de comunicaciones, turismo, transporte , entre otros. “Es por esto que otorgamos una gran prioridad a las negociaciones en este sector, por lo que el país ya presentó su oferta inicial de negociación a finales del año 2004”.