Países reiteran necesidad de reformar ONU tras informe de Volcker

Por miércoles 7 de septiembre, 2005

Naciones Unidas, 7 sep (EFE).- La necesidad de reformar la ONU para evitar fallos como los descubiertos en el informe del programa "Petróleo por alimentos" para Irak fue el común denominador entre la decena de países que intervinieron hoy ante el Consejo de Seguridad.

El embajador de EEUU ante las Naciones Unidas, John Bolton, insistió en la necesidad de reformar el organismo y agregó que el informe rechaza "sin ambigüedades" la noción de que las cosas en esa institución sigan funcionando como hasta ahora.

"Necesitamos reformar la ONU en una manera que prevenga otro escándalo", señaló Bolton en su discurso, y agregó que "la credibilidad de Naciones Unidas depende de ello".

Explicó que Estados Unidos analizará el informe con cuidado y con un propósito principal: ver como pueden utilizarse los hallazgos y las recomendaciones "para reformar y mejorar la ONU".

Resaltó que identificar a quienes fallaron en ejecutar sus responsabilidades "es un paso necesario", y procesar a quienes actuaron mal es "igualmente necesario".

Pero lo mas importante, en su opinión, es considerar los defectos del programa "como un catalizador para el cambio en la ONU".

Señaló que Sadam Husein se aprovechó de la buena voluntad de la comunidad internacional hacia su pueblo y "explotó" esa buena disposición para obtener miles de millones de dólares para uso personal y en beneficio de su régimen autoritario.

"Todos podemos estar de acuerdo también en que hubo corrupción dentro y fuera del sistema de Naciones Unidas y esta corrupción permitió a Sadam lograr muchos de sus objetivos ilegales", agregó.

Alegó que algunos estados miembros hicieron la vista gorda ante la corrupción y se quejó también de la resistencia que han expresado "docenas de países" a las propuestas de reforma de EEUU, por lo que consideró que esos países están "en estado de negación" y son partidarios de que las cosas sigan como hasta ahora.

El representante de Rusia, Andrey Denisov, señaló que su país estudiará en profundidad el informe aunque resaltó que, de forma preliminar, "comparto muchas de las conclusiones".

Indicó que el programa humanitario para Irak "fue diseñado de forma correcta pero resultó socavado en su aplicación".

Recordó que Kofi Annan ha propuesto medidas para mejorar las actividades del secretariado, "que en general respaldamos", y le pidió que siga haciendo esfuerzos adicionales en esa dirección.

Agregó que, a pesar de los fallos y errores de calculo, la experiencia demuestra que acciones tan amplias como la realizada en apoyo de la población iraquí son posibles y que la ONU está en posición de proveer asistencia a civiles en situaciones difíciles.

El representante de China, Wang Guangya, aseguró que su gobierno estudiará "seriamente" el informe y que espera más debates en el futuro sobre el documento en el seno del Consejo de Seguridad.

El representante francés, Jean-Marc de la Sabliere, alabó la labor del comité investigador y coincidió con este en que el programa para Irak era el "más amplio, complejo y ambicioso esfuerzo humanitario emprendido nunca por la ONU", y señaló que la responsabilidad por las disfunciones observadas "es colectiva".

"En primer lugar tiene que ver con el régimen iraquí y también implica a otras partes en el programa, y todos necesitamos extraer una lección de todo esto", aseguró.

Añadió que el informe resalta la importancia de una reforma exitosa y profunda de la ONU y reafirmó el compromiso de Francia en esa tarea. EFE