Papa: adoración a Dios es prioridad y garantía dignidad hombre

Por domingo 28 de agosto, 2005

Castel Gandolfo (Italia), (EFE).- Benedicto XVI subrayó la importancia de que se reconozca y se adore a Dios como el bien supremo y advirtió de que en caso contrario "la dignidad del hombre está en peligro". El Papa pronunció este mensaje antes del habitual rezo dominical del Angelus, que celebró en Castel Gandolfo, a unos 30 kilómetros al sur de Roma y donde pasa sus vacaciones.

"Allí donde Dios no ocupa el primer puesto, allí donde no se le reconoce y adora como el bien supremo, la dignidad del hombre está en peligro", dijo ante los numerosos fieles congregados en el patio de la Villa Pontificia.

También recalcó la urgencia de que la sociedad actual "descubra la cara auténtica de Dios", mientras reconoció "los obstáculos y problemas que en este tiempo acompañan a la búsqueda auténtica de Cristo y la fiel adhesión a su Evangelio".

Benedicto XVI recordó su reciente viaje a Colonia (Alemania) con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, que definió como "una extraordinaria experiencia eclesial", y destacó el "grandísimo número de jóvenes de todas partes del mundo" que acudió a la cita.

"Fue un evento providencial de gracia para la Iglesia entera", afirmó, antes de señalar que los cientos de miles de jóvenes que asistieron a Colonia "regresaron a sus ciudades y naciones animados por una gran esperanza".

Tras el rezo del Angelus, el Papa saludó en distintos idiomas, entre ellos el español, lengua en la que instó a los peregrinos hispanohablantes a cargar con la propia cruz "como auténticos discípulos de Cristo", porque "en la Cruz está la salvación del mundo", indicó.