Papa aprueba beatificación de otros 34 mártires Guerra Civil 1936

Por martes 20 de diciembre, 2005

Ciudad del Vaticano, 20 dic (EFE).- Otros 34 mártires de la Guerra Civil española (1936-39) serán beatificados después de que el papa Benedicto XVI aprobara en el Vaticano los decretos sobre sus martirios, paso que permitirá la elevación a la gloria de los altares.

Los futuros beatos son Víctor Chumillas Fernández, sacerdote de la orden de los Frailes Menores franciscanos, y otros 21 compañeros de la misma congregación, y Antero Mateo García, padre de familia de la Tercera Orden de los Dominicos y otros once compañeros de la segunda y tercera orden de San Domingo.

Chumillas Fernández nació el 28 de julio de 1902 en Olmeda del Rey (Cuenca, centro de España) y murió el 16 de agosto de 1936 en Boca de Balondillo (Fuente del Fresno, Ciudad Real, centro de España).

Antero Mateo García nació el 4 de marzo de 1875 en Valdevimbre (León) y murió el 8 de agosto de 1936 en San Andrés del Palomar (Barcelona).

Benedicto XVI también aprobó el decreto por el que se reconoce las virtudes heroicas, primer paso hacia la santidad, de Josefa Segovia Morón, primera directora general de la Institución Teresiana.

Segovia Morón nació el 10 de octubre de 1891 en Jaén (sur de España) y falleció el 29 de marzo de 1957 en Madrid.

Los decretos, según informó hoy el Vaticano, fueron aprobados ayer, lunes, tras recibir en el Vaticano en audiencia privada al prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, el cardenal portugués José Saraiva Martins.

Benedicto XVI le ha devuelto el carácter privado a este tipo de promulgaciones, que durante el pontificado de Juan Pablo II eran públicas y a las mismas asistían no sólo el cardenal encargado de la Causa de los Santos, sino también los postuladores, cardenales y religiosos.

Los 34 mártires se unirán a los 479 ya proclamados beatos y a los once canonizados (santos).

Según datos de la Iglesia Católica española, los "perseguidos por odio a la fe católica" (mártires) durante la Revolución de Asturias (octubre de 1934) y la Guerra Civil oscilan entre 7.000 y 10.000 víctimas.

Los últimos mártires proclamados beatos fueron el sacerdote Josep Tapies y seis compañeros y la monja María de los Angeles Guinard, fusilados en 1936, quienes fueron beatificados el pasado 29 de octubre en el Vaticano, en una ceremonia presidida por el cardenal Saraiva, al término de la cual acudió Benedicto XVI para rezar ante las reliquias de los beatos.

Benedicto XVI también aprobó ayer sendos milagros que llevarán a la beatificación de los italianos Luigi Boccardo, Luigi Monza, Mosé Tovini, María Teresa de Jesús Scrilli, María Grazia Tarallo y Teodora Fracasso, al indio Agustín Thevarparampil, al holandés fallecido en Brasil Eustaquio Van Lieshout y a la alemana Ana María Tauscher van den Bosch. EFE