Papa: El hambre, uno de los escándalos más graves

Por domingo 16 de octubre, 2005

Ciudad del Vaticano, (EFE).- El hambre y la malnutrición "están, desgraciadamente, entre los escándalos más graves que afectan todavía la vida de la familia humana", afirma el papa Benedicto XVI en un mensaje con motivo del Día Mundial de la Alimentación, que se celebra mañana en todo el mundo.

En el mensaje, dirigido al director de la Organización Mundial de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jaques Diouf, el máximo jerarca de la Iglesia Católica destaca que el hambre en el mundo se debe en buena parte por "egoísmo" del hombre.

"El hambre no depende únicamente por las situaciones geográficas y climáticas o de las circunstancias desfavorables ligadas a las cosechas. También está provocada por el hombre mismo y por su egoísmo", se explica en el mensaje.

Este egoísmo "traducido en las carencias de la organización social, por la rigidez de las estructuras económicas, demasiado a menudo dedicadas sólo al beneficio, e incluso por las prácticas contra la vida humana y por sistemas ideológicos que reducen la persona que, privada de su dignidad fundamental, no es más que un instrumento".

Joseph Ratzinger opina que el lema de este Día Mundial de la Alimentación "Agricultura y diálogo de culturas", invita a "considerar el diálogo como un instrumento eficaz para crear las condiciones de la seguridad alimentaria".

Y asegura que "el diálogo exige conjugar los esfuerzos de las personas y las naciones, para el servicio del bien común". EFE