Papa invita a no desesperarse ante las duras pruebas de la vida

Por Francisca Sanchez domingo 14 de agosto, 2005

Castel Gandolfo, 14 ago (EFE).- El Papa hizo hoy un llamamiento a los creyentes para que "nunca pierdan el ánimo" y no caigan jamás en la desesperación, a pesar de que se encuentren ante las pruebas más duras de la vida.

Antes de dirigir el rezo dominical del ángelus, Benedicto XVI recordó que Dios "no cierra nunca los ojos a las necesidades de sus hijos y si a veces parece insensible a sus peticiones es sólo para ponernos a prueba y fortalecer la fe".

A este respecto, afirmó que "ése es el testimonio de los santos y en especial de los mártires" y puso como ejemplo, entre otros, a Edith Stein y Massimiliano Kolbe, muertos en campos de concentración.

Dijo que esos casos pueden servir de ejemplo a los jóvenes y aludió a la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará la semana próxima en Colonia (Alemania) y que contará con la presencia del Pontífice entre los días 18 y 21 de agosto.

Tras el rezo del ángelus, que tuvo lugar en el patio de la residencia veraniega de Castel Gandolfo, a una treintena de kilómetros al sur de Roma, el Papa habló en varios idiomas, entre ellos español y portugués, para saludar a los peregrinos.

En concreto, Benedicto XVI se dirigió particularmente a los jóvenes que están de camino hacia Colonia, para participar en la Jornada Mundial y expresó su deseo de que "vuestra fe os lleve al encuentro personal con Jesucristo". EFE