Para Danilo poder hacer lo que nunca se ha hecho, necesitará mucho apoyo

Por Carlos Luis Baron domingo 22 de julio, 2012

Todos los Presidentes al asumir el cargo enfrentan una gran responsabilidad, tener que hacer los reajustes de su Agenda como gobernante de la Nación con la realidad de las posibilidades.  Ahora bien, cuando el Presidente está revestido de honestidad y  sinceridad, entonces sus responsabilidades son mayores.

Durante la Campaña electoral pasada, Danilo Medina se empleo a fondo para poder vencer las adversidades y  ofrecer conquistas realizables y necesarias para las mayorías ciudadanas. Ahora de lo que se trata es, de un nuevo Presidente comprometido con el deber de hacer  lo que nunca se ha hecho en el País.

En la Republica Dominicana, faltan muchas cosas que nunca se habían hecho, pero la responsabilidad no debe de ser solamente del Presidente, sino más bien una responsabilidad colectiva ó sea, de todos, escribí  todos. El 16 de agosto se inicia un nuevo mandato Presidencial, pero será el inicio de un nuevo compromiso en el comportamiento, en la responsabilidad, en el respeto mutuo entres las autoridades y los ciudadanos.

Con Danilo Medina en el Palacio, el País deberá asumir una conducta de la población en general  que nos permita avanzar hacia el verdadero desarrollo humano. Necesariamente tenemos que establecer un orden en el respeto a las Leyes. El tránsito vehicular es un Caos, nadie respeta nada ni a nadie, un ejemplo: usted está parado esperando el cambio de luz del semáforo  y los que están detrás pasan por vía contraria para parases adelante. ¡Qué desorden! Con Danilo, deberemos de organizar eso y el que no respete les aplicaremos el Poder, sea quien sea.

En las Autovías o Autopistas Las nuevas Autoridades deberán de establecer el sistema de Patrullas de carreteras, bien equipadas, con vehículos apropiados para ese servicios, con un sistemas  de radares y de comunicación que les briden seguridad a los ciudadanos que transitan por esas vías. Ahora las patanas, furgones y Autobuses transitan por el carril izquierdo, hacen rebases y corren a las velocidades que se les antoja, pues no les temen a nada ni a nadie.

Considero, que no es solamente esperar que Danilo sea un Mago y que haga maravilla de la nada. Deberá de ser una Acción en conjunto, un Plan Nacional de reordenar el País. Con el establecimiento del respeto a la Autoridad legalmente establecida, obtendremos mejor control de la violencia y mayor seguridad. Para lograr eso,  deberemos de producir la sincronización del conjunto de Partido, Gobierno y Sociedad.

El Sistema de Partido político tiene un gran reto en estos momentos, no es solamente Danilo y el PLD, somos todos los comprometidos a no fracasar, por lo que debemos de integrarnos en una Jornada de recuperación de la Sociedad. Danilo Medina necesita de mucho apoyo de la Sociedad Civil, de los Empresarios, de los Profesionales y de los trabajadores y también de los que necesitan trabajar. Todos necesitamos que Danilo logre su compromiso de hacer lo que nunca se ha hecho. Solamente con un Apoyo amplio y Nacional ayudaremos a Danilo a cumplir con su Promesa.

Es una necesidad de todos que Danilo Medina, mejores el sistema de educación Pública, que la conquista del 4% que la oposición empleó como consigna electoral se convierta en una realidad efectiva empezando por mejores preparación de los maestros y maestras y la seguridad estudiantil con un horario de enseñanza educativa que nos garantice mejores estudiantes y mejores ciudadanos.

Por último, el nuevo gobierno que se inicia el próximo 16 de agosto con el Lic. Danilo Medina como Presidente, deberá de inicial un proceso de reformación del sistema policial del País. Que los integrantes sean de un alto nivel educativo y que los sueldos sean atractivos y les garanticen a los integrantes de la nueva policía seguridad social para ellos y sus familiares, que tengan una pensión que les permitan vivir decentemente después de su retiro. Así muchos jóvenes, aspiraran a ser policías y también la Sociedad sentirá el orgullo de una Policía nueva y de respeto.