París aguarda explicaciones de EEUU sobre posibles vuelos CIA

Por viernes 2 de diciembre, 2005

París, 2 dic (EFE).- Francia aguarda las explicaciones de Estados Unidos, pedidas por la Unión Europea, sobre los vuelos secretos de la CIA, indicó hoy el Ministerio de Exteriores, que busca verificar informaciones periodísticas de que dos aviones de esa índole hicieron escala en aeropuertos galos en 2002 y 2005.

Según el diario "Le Figaro", aviones fletados por la Agencia Central de Información (CIA) de Estados Unidos y que podrían haber transportado a prisioneros islamistas, hicieron al menos dos escalas en territorio galo: uno en el aeropuerto de Brest (noroeste) en 2002 y otro en el parisiense de Le Bourget, en julio pasado.

"Hemos tomado nota" de estas informaciones y "estamos verificándolas" con los servicios de la aviación civil, dijo el portavoz francés de Exteriores, Jean-Baptiste Mattéi.

Reconoció que es "muy posible" que vuelos fletados por la CIA hayan hecho escala en Francia, ya que "cada día cientos de aviones" pasan por este país, pero "la cuestión es saber qué transportaban".

"Toda la cuestión para nosotros y, sobre todo, para otros socios europeos más concernidos por el asunto es qué personas había en esos aviones y qué podía ocurrir a bordo", recalcó el portavoz.

De ahí la petición del ministro británico de Exteriores, Jack Straw, en nombre de todos los países de la Unión Europea (presidida por el Reino Unido este semestre), a EEUU para que dé explicaciones.

"Aguardamos estas aclaraciones", dijo el portavoz francés, al recordar que EEUU se ha comprometido a darlas, lo que se prevé que haga la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, durante su gira a varios países europeos la semana próxima.

Según la prensa estadounidense y británica, más de 300 vuelos secretos de la CIA, bautizados "Guantánamo Express", en referencia a la base naval en Cuba donde EEUU tiene internados a cientos de supuestos sospechosos de terrorismo islámico, han transitado por Europa entre noviembre de 2001 y agosto de 2005.

Preguntado sobre si los servicios secretos franceses estaban al tanto de los dos vuelos citados, el portavoz dijo que había consultado al Ministerio de Defensa y "otras administraciones concernidas" y que "las informaciones de que dispongo me llevan a pensar que no estábamos al tanto".

Sobre si los aviones fueron controlados en las escalas, indicó que es uno de los puntos que se mirará, así como la razón dada para hacerlas y si era para repostar.

Preguntado si Francia trata de averiguar si hubo otros vuelos que los dos citados por el diario, indicó que el Gobierno se hizo preguntas cuando salieron las primeras informaciones hace unas semanas.

Pero sería como "buscar una aguja en un pajar", indicó, dado que los vuelos privados no tienen que pedir permiso premio, contrariamente a los gubernamentales o los militares, en virtud del Convenio de Chicago, de 1944.

A preguntas, aprovechó para reiterar que los países europeos están "apegados" al derecho internacional, que prohíbe la tortura y los tratos inhumanos y degradantes. EFE