Partidos políticos de Haití incómodos por aplazamiento elecciones

Por sábado 26 de noviembre, 2005

Puerto Príncipe, 26 (EFE).- El nuevo aplazamiento de las elecciones presidenciales y legislativas en Haití, hasta enero, no ha despejado totalmente las preocupaciones de los partidos y candidatos que participan en un proceso hasta ahora caracterizado por la incertidumbre y la inseguridad.

Varios partidos políticos reaccionaron con incomodidad al anuncio hecho ayer viernes por el Consejo Electoral Provisional (CEP), que implica que el nuevo presidente del país asumirá en marzo de 2006, ya fuera del plazo que marca la Constitución, el 7 de febrero, cuando vence el mandato del exiliado ex presidente Jean-Bertrand Aristide.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Insulza, afirmó sólo la semana pasada que "la fecha (del 7 de febrero) está grabado en piedra" y que hablar de retrasar la investidura del próximo presidente "sería muy negativo para el proceso electoral".

La primera cita de los haitianos con las urnas está fijada, según el nuevo calendario, para el 8 de enero de 2006.

Ese día se realizarán las elecciones presidenciales (con más de 30 candidatos) y parlamentarios, que, si es necesario y como es previsible, tendrán una segunda vuelta el 15 de febrero, mientras que los comicios municipales están convocados para el 15 de marzo.

El candidato a la presidencia del Movimiento Cristiano para una Nueva Haití (MOCHRENA), Luc Mesadieu, se mostró descontento con que la toma de posesión del nuevo jefe de estado haya sido aplazada.

"Mas que el 7 de febrero sea una fecha simbólica, queremos que sea un plazo para acabar con el presente gobierno que no arregló nada para el pueblo", dijo Mesadieu.

Desde la votación de la nueva constitución de Haití, en 1987, el 7 de febrero fue adoptado como fecha de entrada en función de los nuevos Jefes de Estado elegidos.

Al anunciar el nuevo calendario electoral, el presidente del CEP, Max Mathurin, evitó mencionar la fecha en que tendrá lugar la toma de posesión del presidente.

Mathurin dijo que "corresponde al presidente (provisional, Boniface Alexandre) determinar la fecha de la entrada en función del nuevo mandatario".

El candidato a la presidencia Himler Rébu, del partido Gran Agrupamiento para la Evolución de Haiti (GREH), expresó interés de saber los motivos que han llevado al CEP a elaborar el nuevo calendario y cómo van los preparativos para las elecciones.

"Quiero saber si van a tener todas las tarjetas electorales, si identificaron todas las oficinas de votos y las 40.000 personas que van a trabajar en el proceso de voto", manifestó Rebu.

El presidente del CEP dijo que tomó en cuenta todos los problemas técnicos antes de decidir el nuevo calendario "con unanimidad de todos los miembros" del organismo.

"El CEP va a trabajar sin parar para respetar los nuevos plazos", aseguró.

Cuatro veces antes, las elecciones fueron aplazadas. La última fecha que se barajó para la primera cita con las urnas era el 20 de noviembre.

Después de cancelar esta fecha la semana pasada, el CEP no pudo confirmar el 27 de diciembre, que había sido anunciado por el primer ministro interino, Gerard Latortue, como fecha para la primera vuelta.

Victor Benoit, dirigente de la Fusión de los Socialdemócratas, dijo que su partido esta listo para participar en las próximas elecciones.

"Solamente, queremos estar seguros de que se realicen las elecciones", subrayó Benoit, quien pidió al organismo electoral que determine las etapas para llegar a la primera vuelta.

El otro tema planteado por los sectores políticos es el aspecto de la seguridad durante el proceso electoral, pues hay barrios de la capital donde son frecuentes los actos de violencia y no se ha logrado poner freno a los secuestros.

"Vamos contactar al gobierno para saber en que medida puede responder si se producen situaciones de inseguridad durante las operaciones de voto", expresó Himler Rebu.

Ayer, viernes, el portavoz de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), Damian Onses Cardona, afirmó que está listo un plan de seguridad para las próximas elecciones.

Batallones especializados de la MINUSTAH estarán en posición para intervenir en caso de problema, aseguró.

Treinta y cinco candidatos presidenciales fueron aceptados para la contienda electoral, aunque dos fueron descartados por tener nacionalidad estadounidense, y mas de 900 candidatos competirán por formar parte del próximo legislativo, de 129 escaños.

Con los comicios nacionales concluirá el Gobierno provisional instalado tras la salida del país del presidente Aristide, el 29 de febrero de 2004, en medio de enfrentamientos entre distintas facciones.

Las elecciones locales se celebrarán el 5 de marzo, según el nuevo calendario.