PDVSA y Repsol-YPF suscriben carta de intención acuerdo petrolero

Por viernes 30 de septiembre, 2005

Brasilia (Brasil), (EFE).- La empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA) y la hispano-argentino Repsol-YPF suscribieron hoy en Brasilia una carta de intención para ampliar negocios en el campo energético.

La carta de intención fue firmada en presencia del presidente venezolano, Hugo Chávez, por el presidente de Repsol-YPF, Antonio Brufau, y el ministro de Energía y Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, quien es presidente de PDVSA.

El documento, suscrito en la Embajada de Venezuela, indica que ambas empresas "manifiestan su deseo de desarrollar y optimizar sus negocios de exploración, producción y mercadeo de productos derivados de hidrocarburos".

Brufau y Ramírez han suscrito también un convenio para llevar a cabo un estudio de cuantificación y certificación de reservas de los yacimientos existentes en Junín 7 y otros bloques en la franja petrolífera del Orinoco.

Además, las dos petroleras se comprometieron a realizar "sus mejores esfuerzos" para la conclusión de las negociaciones relativas a la formalización y suscripción de cuatro acuerdos.

Entre los acuerdos se mencionó al de compra-venta de participaciones en la concesión de hidrocarburos en Argentina y otro de suministro de productos y petróleo crudo en ese país.

Asimismo, la constitución de una empresa mixta que opere en el área Barúa-Botatán y de otra que opere en el bloque Junín 7 y otros bloques en la franja del Orinoco.

El presidente de Repsol-YPF expresó su "felicidad y satisfacción" por la suscripción de los convenios que representan un "ejemplo de lo que es la colaboración entre compañías y países amigos", dijo.

Brufau indicó que se llegó al acuerdo tras "discusiones enormes" para defender los intereses de cada una de las partes durante la jornada de hoy, pero "al final siempre ha habido una sonrisa y una buena palabra".

Añadió que lo importante es pensar en negocios a largo plazo que deben ser buenos "para la sociedad en donde se están haciendo, en este caso, Argentina, Venezuela y también España".

Brufau agregó que la firma del acuerdo "no es nada más que un punto y seguido de una relación que viene de muy lejos y que esperamos que vaya mucho más lejos".

De su lado, el ministro Ramírez destacó la importancia de la firma de los documentos pues "abre de manera cierta, clara y muy firme la posibilidad de que Petróleos de Venezuela extienda y amplíe sus operaciones en Argentina".

"Vamos a contar con suministro de petróleo y productos directamente de Repsol-YPF en Argentina, lo cual nos permitirá abastecer las estaciones de combustible que estamos abanderando con Enarsa (Empresa Argentina de Energía)", señaló.

Aunque no se ofrecieron detalles sobre los volúmenes de productos o de los montos de inversión, Ramírez dijo que podrán entrar a operar con la refinería la Rhasa (en Argentina), una vez que se concreten las negociaciones que ya están en marcha.

Añadió que este proyecto involucra también a Uruguay pues "con esos volúmenes de petróleo se podrá suplir la capacidad ociosa que está en la refinería La Teja".

"Este paso es muy importante porque nos dio la llave que necesitábamos para poder ampliar las operaciones e integrar en una sola operación a todas las compañías que estamos empeñados en el proceso de Petrosur", que impulsa Venezuela, anotó.

Tras la suscripción de la carta de intención, el mandatario de Venezuela aseguró que se trata de un "un paso más en una relación franca y cordial, a veces de debate intenso, pero siempre con esa voluntad de trabajar juntos".

Reiteró que los acuerdos forman parte de la estrategia venezolana de lograr la integración de las naciones suramericanas.

"Ahora como nunca antes tiene más valor (la integración) pues estamos entrando en lo que puede ser una grave crisis energética mundial y habrá que hacer muchos esfuerzos de pensamiento, tecnología, inversiones, cambio en el consumo energético" para afrontar la situación, indicó. EFE