Pedernales Provincia Olvidada por Senadores, diputados, Gobernadores, Alcaldes, Regidores y Políticos

Por Carlos Luis Baron martes 17 de julio, 2012

La  Provincia Pedernales empobrecida y acabada  lentamente, ha sido abandonada a su suerte por aquellos que un día quisieron salir de ella para buscar un mejor horizonte y poder devolverle quizás la mejoría que ella necesitaba mediante los recursos y el poder obtenidos por sus hijos llamados pedernalenses ausentes, frase esta colocada a todos aquellos miembros prominentes de alcurnia política y profesionales prósperos  que nacieron y tienen sus ancestros en nuestra querida y olvidada Provincia.

Reza un viejo refrán “Dios le da barba al que no tiene quijada” y en efecto podríamos decir que ese refrán recobra toda la fuerza de la verdad absoluta, y no tan solo por ser un refrán, si no, que deja en tela de juicios a todos aquellos que han sido funcionarios de los diferentes gobiernos, y de aquellos que han tenido la facilidad de obtener bienes y servicios a favor de este pueblo, que solo se nutre del intercambio comercial del vecino país, de no ser así, hubiese desaparecido del mapa.

Hemos tenido diputados,  gobernadores, senadores, síndicos y ayudantes civiles del presidente de la República, pero además, hemos tenido periodistas, abogados, médicos y hasta militares con altos rangos y acólitos a las más altas esferas política nacional y, todos nacidos y criados en esta lejana provincia ¿Y que han hecho por el bien de su pueblo?

Por ejemplo, tenemos en la actualidad el caso mas visible y es, el señor senador de la República y representante de la Provincia de Pedernales, don Dionis Sánchez, el cual es el responsable del Presupuesto Complementario; yo me pregunto ¿Para que un presupuesto Complementario si el gobierno ya se va, y solo quedan 30 días para que el presidente electo Licenciado Danilo Medina Sánchez tome el poder? ¿Qué diablo harán con el dinero de ese presupuesto?

El flamante senador de Pedernales que no ha hecho nada en los años que tiene como legislador por la Provincia, y que lo único que ha hecho es brillar y buscar cámara por los medios de comunicaciones masivos, que se dedique a otra cosa, por ejemplo, a incentivar o a crear una ley que vaya en beneficio de su Provincia y que las inversiones que se están por hacer  en el campo del Turismo se hagan realidad con su apoyo, y se pueda explotar la zona de Pedernales como un nuevo Polo Turístico, y de esta forma tendrán los habitantes de allí mas y mejor vida.

No es posible señor senador, que nacido usted y criado en el Municipio de Oviedo, perteneciente a la Provincia de Pedernales, haya estado usted tantos años como legislador y no haya aportado absolutamente nada a esta infortunada Provincia, que lo único suyo es brillar en la televisión todos los días, y cuando lo necesitan en su provincia usted ni la cara da, pero más aun, usted cree que por el solo hecho del pueblo darle el poder y llevarlo a esa curul le da el aval para endiosarse como lo ha hecho y convertirse en prepotente, arrogante y hasta mezquino con los mismos dirigentes de su partido ¿A lo mejor considera usted que seguirá subido en el palo más allá del 2016?

Me resisto a creer que usted no ha hecho ningún tipo de movimiento a favor de la Provincia, porque verdaderamente usted es de Oviedo y no de Pedernales, de ser así considero eso como una grosería suya y de todo aquel que lo acompañan en sus séquitos, no es posible no reconocer que fue llevado a la curul para ayudar, colaborar, aportar e incentivar el progreso, implementar y sobre todo someter un buen proyecto al senado para que así pueda florecer nuestra Provincia y no continúe en el atraso total en la que está sumida desde hace muchos años.

He sido fiel a mi pueblo, y he luchado por el bien a través de mis escritos, pero nadie puede rebatirle al periodista Carlos Julio Feliz su gran debilidad y su gran vocación a favor de que ese pueblo progrese, pero al no tener la fuerza suficiente para ello, solo le queda decir y aportar mediantes sus opiniones lo que necesita el pueblo.

¡Pero nunca es tarde si la dicha es buena!.

¡Hasta la próxima entrega por mi pueblo!