Penn, Schoen-Berland: senadores y diputados al margen de una buena valoracion del pueblo

Por Carlos Luis Baron domingo 13 de mayo, 2012

La última encuesta de PENN, SCHOEN & BERLAND, promovida por el influyente grupo de medios SIN, revela que en mayoría nuestros legisladores (senadores y diputados) tienen poca o ninguna valoración del pueblo, excepto David Collado (diputado del PRD) con la mejor valoración de un 16% y el presidente del senado Reinaldo Pared Pérez con un 5% y otros tres diputados con un 3% y un 2%. Este congreso 2010-2016 esta, según estos datos de rigor científico de PENN-SCHOEN, realmente con una vergonzante valoración del pueblo. Lo triste del caso es que este congreso de 200 diputados y 32 senadores les costará a nuestro pueblo 30 mil millones de pesos a todo lo largo del periodo 2012-2016.

La democracia dominicana, ahora el 30 de mayo en sus 50 años, tiene en los tres poderes, uno que se llama congreso rezagado en comparación con el poder judicial y el ejecutivo. Tanto el poder ejecutivo como el judicial son avanzadas del progreso y desarrollo humano. El congreso dominicano tiene que revolucionar esa pésima imagen pública o será disuelto para reformular otro más dinámico, trabajador y representativo en su esencia popular.

No podemos seguir con un congreso que se conoce más por el barrilito, el cofrecito, los electrodomésticos y privilegios absurdos en un pueblo con un 56% de trabajadores en el mercado informal y un deficitario presupuesto en la educación. ¡Qué diferencia! La junta Central Electoral (JCE) tiene en esa misma reputada encuesta un 66% de valoración y de que garantiza unas elecciones libres. Incluso, el presidente de la JCE, Roberto Rosario resultó con un 52% de opinión favorable respecto a su trabajo.

Al margen de la encuesta PENN-SCHOEN en la provincia Monseñor Nouel (Bonao), la revista Hortensia Magazine de la Licenciada Alejandrina Hernández, hizo un sondeo mediante 300 llamadas telefónicas en la provincia, en forma indiscriminada Y en el aspecto local el senador Félix Nova resultó bien valorado y ganó la opinión favorable de un 80% de cada 100 entrevistados. Esto refleja que en su provincia tiene un excelente desempeño como senador y político del PLD.

Al menos en algunos legisladores la opinión de la gente de su pueblo es muy favorable, aunque en la dimensión nacional sea mala.

Necesitamos una democracia con instituciones fuertes, admiradas y bien valoradas. No podemos soslayar casos específicos como los del congreso, ahora incluso con legisladores de ultramar. Un invento muy costoso en todo. En España y otros países europeos los legisladores tienen que rendir cuentas mensuales de sus gastos operativos a través de su página en internet. ¿Cuándo ocurrirá aquí?

Bueno, podría ocurrir cuando la transparencia sea una verdad entre nosotros.

Ahora bien, aquí tenemos una noble excepción en el ex senador Francisco Domínguez Brito, quien siempre hizo transparente sus gastos mediante una rendición de cuentas auditadas y publicadas para el escrutinio público.

El autor es periodista