Pentágono envía 10.000 soldados Guardia Nacional zona devastada

Por miércoles 31 de agosto, 2005

Washington, 31 ago (EFE).- El Pentágono estadounidense ordenó hoy el envío de 10.000 efectivos adicionales de la Guardia Nacional a los estados devastados por el huracán "Katrina", especialmente los de Luisiana y Misisipi.

El nuevo contingente de efectivos de la Guardia Nacional se desplazará este viernes a la zona de la catástrofe y se unirá a los alrededor de 11.000 efectivos del cuerpo que ya están trabajando en las labores de rescate y reconstrucción.

El teniente general y responsable de la Guardia Nacional en el Departamento de Defensa, Steven Blum, explicó hoy a la prensa que un tercio del total de los militares que prestan sus servicios a los estados afectados, se dedicará a garantizar el orden y el cumplimiento de la ley en la región.

El Pentágono también anunció hoy que el general de tres estrellas Russel Honoré se puso al frente de la coordinación de las tareas de las Fuerzas Armadas en las áreas devastadas por el huracán.

El mando de la Fuerza de Tareas "Katrina" se estableció hoy en Camp Shelby, en el estado Misisipi, según dijo a los periodistas el mayor de la Fuerza Aérea Eric Butterbaugh, portavoz del Mando Norte de las fuerzas conjuntas en América del Norte.

Según el Departamento de Defensa, hay unidades y miembros de la Guardia Nacional de otros estados que están listos para responder de la manera que sea requerida en las labores de socorro y mantenimiento del orden en la región.

En estos momentos, añadió Blum, "estamos preocupados por la ley y el orden, la alimentación y el cuidado sanitario".

Todos los efectivos de la Guardia Nacional desplazados en la zona están bajo el control de los gobernadores de los respectivos estados, precisó.

El Pentágono, que tiene más de 65.000 soldados de la Guardia Nacional en Iraq, aseguró que los estados devastados por el huracán "Katrina" tienen suficientes tropas de sus respectivas guardias para enfrentar la emergencia.

El Mando Norte -que dirige las operaciones conjuntas de las cuatro armas en América del Norte- ha puesto en marcha una operación sin precedentes para el traslado de equipos, personal médico, alimentos y soldados a Luisiana y Misisipi donde el huracán ha causado extensos daños.

La Marina de Guerra ha despachado desde la base naval de Norfolk (Virginia) cuatro buques, incluido el buque de asalto anfibio "Iwo Jima" -la mayor nave en ese puerto actualmente- que llevarán suministros médicos, agua, y personal para el socorro de los cientos de miles de damnificados por el huracán. EFE