Pérez Esquivel: “Bush es un peligro para el mundo”

Por viernes 4 de noviembre, 2005

París, 4 nov (EFE).- El Premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, consideró que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, es "un peligro para el mundo" y le acusó de ser responsable de "crímenes de lesa humanidad". Esquivel hizo esas afirmaciones en una entrevista que publica hoy el vespertino "Le Monde", coincidiendo con una masiva muestra de protesta contra Bush organizada en Mar del Plata (Argentina) y en la que el presidente venezolano, Hugo Chávez, llevará la voz cantante.

En Mar del Plata, el presidente estadounidense participará en la IV Cumbre de las Américas junto a gobernantes de los otros países del hemisferio en medio de estrictas medidas de seguridad.

"Bush es un peligro para el mundo entero. No respeta ni la Declaración de Derechos Humanos, ni los pactos internacionales, ni el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", aseguró Pérez Esquivel.

El presidente estadounidense "invade los países, miente al mundo y a su propio pueblo. Bush es responsable de crímenes de lesa humanidad, de masacres en Irak, en Afganistán, y en las prisiones de (la base estadounidense de) Guantánamo", en Cuba, añadió.

En América Latina, "Bush es una amenaza, ya que los estadounidenses instalan bases militares en todo el continente, en Panamá, en Colombia, en Ecuador y en el Pacífico", continuó Pérez.

Recordó que recientemente tropas estadounidenses "se han instalado en Paraguay, donde el gobierno les ha acordado una inmunidad en todo el territorio y, en especial, en la frontera con Bolivia".

"Bush quiere imponer un Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), pero el libre cambio sólo es un cebo, ya que son los países ricos los que controlan los precios y el desarrollo económico de los más pobres", según Pérez Esquivel, para quien la marcha del Mar del Plata contra Bush "denuncia el pillaje de América Latina".

Miles marchan en su contra

Mar del Plata (Argentina), 4 nov (EFE).- Una multitudinaria y pacífica marcha con la presencia de dirigentes sociales de América Latina recorrió hoy las calles de Mar del Plata para protestar contra el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Al frente de la colorida movilización estaban el líder indígena boliviano Evo Morales, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y las madres de la Plaza de Mayo, aunque no participó como se preveía el ex futbolista argentino Diego Maradona.

También participaron líderes sindicales argentinos y representantes de la sociedad civil de la práctica totalidad de países de la región.

Maradona se ausentó debido a que, según la organización, no pudo incorporarse a la marcha por la gran aglomeración de gente que se agolpó a su alrededor a la llegada del "Tren del Alba", en el que partió anoche desde Buenos Aires junto a Morales y el músico y cineasta bosnio Emir Kusturica, entre otros.

La marcha, que tenía una longitud de unas diez cuadras y estaba integrada por los viajeros del "Tren del Alba" y la Cumbre de los Pueblos (la contracumbre), transcurrió sin incidentes y sin control policial por el sector exterior al perímetro de seguridad establecido para la IV Cumbre de las Américas.

Los manifestantes, entre quienes había una copiosa y musical delegación de cubanos, concluyeron el recorrido en el estadio José María Minella, donde está programado un acto con la presencia del presidente venezolano, Hugo Chávez, y el propio Maradona.

En las columnas de la manifestación se pudieron ver numerosas pancartas de repudio al presidente de EEUU con lemas como "Bush pirata fuera de Mar del Plata" o "Stop bush" y una gran pancarta con la leyenda: "Viva la unidad de los pueblos latinoamericanos".

Muchos manifestantes lucían camisetas rojas y de la selección argentina con las efigies del Ché Guevara, Maradona y alguna que otra del millonario saudí Osama bin Laden, líder de la red terrorista Al Qaeda.

También pudieron verse retratos de los presidentes de Cuba, Fidel Castro; Argentina, Néstor Kirchner; Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva; Uruguay, Tabaré Vázquez, y Chávez.

"Impresionante el Tren del Alba, el tren por la vida", indicó Morales a los periodistas durante la marcha.

Morales aseguró que "crece el sentimiento antiimperialista, no sólo en los movimientos sociales, en los movimientos populares, sino también personalidades, deportistas, artistas y no sólo en Argentina sino en toda Latinoamérica", dijo.

"Como dijo el subcomandante Marcos (líder del movimiento zapatista mexicano) basta de las políticas de hambre y la miseria, a las políticas intervencionistas y militaristas", agregó al asegurar que la manifestación repudia las iniciativas que buscan "vender la soberanía" de los pueblos.

"La lucha está en todas partes, parece que estamos en un concurso de ver quién expulsa más presidentes", agregó Morales.