Periodista vuelve a declarar sobre identidad de agente de la CIA

Por martes 11 de octubre, 2005

Washington,(EFE).- La periodista del diario The New York Times Judith Miller volverá a declarar ante un jurado de investigación sobre la filtración a la prensa de la identidad de una agente de la Central de Información de EEUU (CIA).

Bill Keller, director ejecutivo del diario, señaló en una nota al personal de la publicación que Miller comparecerá ante el jurado para complementar su testimonio sobre conversaciones que mantuvo con Lewis Libby, un asesor del vicepresidente estadounidense, Dick Cheney.

El jurado, encabezado por el fiscal Patrick Fitzgerald, trata de determinar si existen fundamentos para iniciar un proceso judicial contra quienes hayan revelado la identidad de Valerie Palme como agente de la CIA, el servicio de espionaje estadounidense.

Esa acción es penada por la ley en EEUU y el esposo de Plame, el diplomático Joseph Wilson, denunció en 2003 que la revelación de la identidad de la mujer fue en represalia por críticas que él había formulado contra la política en Irak del presidente de EEUU, George W. Bush.

Miller pasó 85 días en la cárcel por negarse a identificar las fuentes de su información sobre Plame y sólo el 30 de septiembre reveló que Libby había sido la fuente, después de que éste la autorizara a hacerlo.

El caso ha salpicado a Karl Rove, el principal asesor político de Bush, quien tendrá que comparecer por cuarta ocasión esta semana ante el jurado investigador.

Fuentes judiciales han señalado que Rove podría ser acusado judicialmente de participar en la revelación del nombre de una agente de la CIA y de perjurio y obstrucción de la justicia.

Sus abogados han señalado que Rove nunca fue parte de una campaña para desacreditar a Wilson.

"Karl ha sostenido de manera permanente y reiterada que no intervino en ninguna campaña para castigar a Joe Wilson mediante la revelación de la identidad de su esposa", dijo el abogado Robert Luskin.

El caso de Miller ha sido considerado una "vergüenza" y un golpe para la libertad de prensa en los Estados Unidos.

En una reunión en Indianápolis de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), representantes de los medios estadounidenses señalaron su preocupación por la situación de la libertad de prensa en este país.

El editor Edward Seaton -ex presidente de la Sociedad de Editores de Periódicos de EEUU y responsable de la cadena Seaton Newspapers- y el ex presidente de AP Tony Pederson señalaron que el caso de Miller es una "vergüenza".

Seaton y Pederson se expresaron de esta forma durante la presentación de informes nacionales sobre la libertad de prensa en el continente durante la LXI Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que, concluyó el martes en Indianápolis.

A la reunión debió asistir Jill Abramson, editora gerente del "The New York Times", pero Seaton dijo durante la reunión que la periodista no pudo hacerlo por estar dedicada a la preparación de especial sobre el caso de Miller.

Seaton también indicó que Miller tiene que acudir a declarar de nuevo ante el gran jurado que investiga la divulgación del nombre de una agente de la CIA -lo que probablemente se producirá el martes- y será después de esa fecha cuando "The New York Times" publicará el especial sobre el caso.