Perú es elegido miembro no permanente del Consejo Seguridad

Por lunes 10 de octubre, 2005

Naciones Unidas,(EFE).- Perú fue elegido hoy para ocupar la vacante que Brasil dejara en enero como miembro no permanente del Consejo de Seguridad en representación de la región de Latinoamérica y el Caribe.

Perú logró el puesto en disputa con Nicaragua, que asimismo aspiraba al asiento, en una votación en la que también fueron elegidos República Democrática de Congo (RDC), Ghana y Qatar, por Africa y Asia, además de Eslovaquia, por Europa Oriental.

Con 144 votos, Perú superó contundentemente al país centroamericano, que obtuvo 43 votos en la Asamblea General, durante una votación en la que emitieron su sufragio 187 de los 191 estados miembros de la organización.

De este modo, Perú reemplazará a Brasil en representación del grupo de Latinoamérica y el Caribe para un mandato de dos años, después que este último país abandone su asiento no permanente a finales de este año.

"Perú a partir de enero será uno de los 15 países que toman decisiones sobre la paz. Eso le permitirá ser una voz decisoria y resolver conflictos y controversias en temas como el mantenimiento de la paz, la lucha contra el terrorismo, la no proliferación y los derechos humanos", dijo el presidente peruano, Alejandro Toledo.

Toledo -que se encuentra en Nueva York ante de viajar a Washington y luego a Europa-, mostró su entusiasmo por la victoria avasalladora de Perú y por el hecho que no se haya tenido que ir a una segunda vuelta en la votación.

Enfatizó que el contundente apoyo que le han dado los países de la ONU se debe a los "esfuerzos tercos" de su Gobierno de mantener la democracia, así como el liderazgo de Perú en organizaciones regionales como la Comunidad Andina y el Grupo de Latinoamérica ante la Unión Europea (UE).

Tras indicar que piensa felicitar al presidente nicaragüense, Enrique Bolaños, por su participación "honesta" en la contienda, alabó el trabajo del embajador peruano ante la ONU, Oswaldo de Rivero, quien previsiblemente será sustituido antes de que la entrada en el Consejo sea efectiva.

Toledo, cuyos índices de popularidad se han reducido en los últimos meses, se congratuló de dejar al nuevo gobernante de su país -que resulte de las elecciones presidenciales del próximo abril- no solamente una economía en crecimiento, sino también un puesto en el Consejo de Seguridad.

El presidente peruano dejó entrever que piensa utilizar políticamente esta victoria en Washington, adonde se dirige para acabar de negociar algunos puntos pendientes en áreas como la agricultura y la propiedad intelectual en el marco del Tratado de Libre Comercio (TLC) con EEUU.

"Vamos a pedir reciprocidad, pues no vamos a hacer nada que ponga en riesgo la producción y el empleo en nuestro país", puntualizó.

Por su parte, el embajador de Nicaragua, Eduardo Sevilla, mostró su decepción, pero a la vez alivio de que se haya acabado la pugna por el asiento destinado a Latinoamérica en el Consejo.

"Esta son las reglas del juego. Siempre hay vencedores y perdedores. Nos tocó a nosotros perder. Estamos orgullosos de nuestra campaña y le deseamos la mejor suerte a Perú, que estamos convencidos que hará un trabajo fabuloso", declaró el diplomático.

Tras considerar la experiencia como parte del crecimiento de su país, no descartó la posibilidad de que Nicaragua vuelva a postularse por un asiento no permanente en los próximos años.

Por su parte, el embajador de EEUU ante la ONU, John Bolton, destacó las buenas relaciones con Perú y Nicaragua y que su país espera continuar manteniéndolas.

Adelantó que tiene previsto empezar una serie de consultas con los cinco países que han sido elegidos para formar parte del Consejo, tanto a nivel de embajador como con altos funcionarios en las respectivas capitales.

Para ser elegido miembro no permanentes del Consejo se requiere contar con el apoyo de dos tercios de la mayoría de la Asamblea General de la ONU, y la votación es de carácter secreto.

Además de los nuevos miembros no permanentes, los otros cinco países que con ese titulo ocuparan asiento en el Consejo son Argentina, Dinamarca, Grecia, Japón y Tanzania, en su caso hasta que terminen su mandato a finales del 2006.

Junto a los cinco miembros permanentes -EEUU, Reino Unido, Francia, Rusia y China- esos diez países integraran a partir del próximo enero la nueva composición de que se considera el máximo órgano de decisión de la ONU. EFE